De nuevo Semana Santa

Publicado el 15 abril de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Con la misma cadencia suave con la que cambian las estaciones, ha llegado de nuevo la Semana Santa. La semana Grande para los cristianos, que escribe con sangre la historia de amor más hermosa jamás contada, la de Aquél que fue capaz de dar su vida por la salvación de todos. Cuando ustedes lean estas letras ya habrán hecho su Estación de Penitencia la Hermandad de Las Palmas, la Coronación de Espinas y como no, el Prendimiento, que son las hermandades del Domingo de Ramos. Unas hermandades que al igual que las que quedan por procesionar, están formadas por miles de hombres, mujeres y niños que, quizá sin saberlo, son los guardianes, custodios y depositarios de un tesoro de fe y de devoción que se transmite inmutable de generación en generación. Cambian las modas, cambian los estilos, pero la esencia es invariable. Porque la mirada sostenida a María Santísima de la Salud, que ayer pude contemplar a través de mi capillo en los ojos de los que salieron a ver esta procesión, es la misma mirada que hace siglos contempló el dolor de una Madre que veía cómo su hijo era apresado en el Monte de los Olivos. En lo sustancial nada ha cambiado desde entonces. Recordamos ese momento como si fuera ayer, porque ese momento fue trascendental en la historia de la Humanidad. Pero ese tesoro de fe y de tradición no puede dejarse sólo en manos de los cofrades. La Iglesia y los poderes públicos tenemos la obligación de hacer cada día más grande y mejor nuestra Semana Santa. En primer lugar por los motivos expuestos más arriba. Y en segundo lugar porque estos días, con su expresión más popular como son las procesiones, deben ser el banderín de enganche para conectar con la verdadera fe y con esa Semana Santa más profunda y trascendental que se vive en los templos de puertas para adentro.

En una reciente entrevista realizada en un medio de comunicación a Pilar Zamora, ésta reconocía más o menos que ella se “enganchó” a la Semana Santa por hacer amigos, por formar parte de una asociación de jóvenes. Y luego también dice que lo hizo por reivindicar. Por demostrar que las mujeres también podían ocupar puestos tradicionalmente ocupados por hombres en los cortejos procesionales. Objetivos tan válidos como otro cualquiera, aunque parezcan olvidar qué es realmente la Semana Santa. Me recuerda a ese diálogo de la obra de teatro “Las bicicletas son para el verano” de Fernán-Gómez, en el que el personaje de Don Luis le aconseja a su hijo que se haga del Socorro Rojo y éste le contesta que le da no sé qué, porque antes de la guerra era de la Juventud Católica. “Tú eras de la Juventud Católica para jugar al fútbol y al billar” le espeta el padre, y el hijo le contesta con un lacónico “Sí”. No seré yo el que juzgue los motivos últimos de nadie a la hora de implicarse más o menos en un proyecto o causa, pero lo que está claro es que a los poderes públicos se nos debe exigir una actuación que favorezca las creencias y las tradiciones de un amplio número de nuestros vecinos. La Semana Santa es la expresión religiosa, cultural, turística y gastronómica más importante que tiene Ciudad Real y parece que se está siendo cicatero y tacaño a la hora de aportarle recursos económicos, recursos que no se regatean cuando se trata de otras expresiones artísticas menos concurridas y que pagamos todos con nuestros impuestos. Si queremos que nuestra Semana Santa vaya a más y no a menos, si queremos que nuestra ciudad se reconocible por algo tan grande como nuestra Semana Santa debemos ser más generosos con ella. Yo ya no voy a criticar a los actuales dirigentes del Ayuntamiento porque sus hechos hablan por ellos (menos subvenciones, promesas incumplidas como en el tema de la reforma del Guardapasos…), serán los ciudadanos los que al votar darán y quitarán razones, lo que sí puedo decir es que dónde yo esté se hablará de la Semana Santa de Ciudad Real, porque quiero seguir siendo la voz de la Semana Santa ciudadrealeña en las instituciones. O al menos una de esas voces, si es que hay más.

Y ya lo único que me queda, aparte de guardar mi túnica blanca y azul hasta el año que viene, es desear buena Estación de Penitencia a todas aquéllas hermandades que aún no la han realizado. Feliz Semana Santa.

 

Castilla-La Mancha pierde el tren

Publicado el 6 abril de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Algunos de los que ahora lean este artículo me habrán oído contar un chascarrillo que refleja bastante bien el carácter de algunas personas y que se puede aplicar a nuestros dirigentes autonómicos. Se trata de un paisano que a mediados de los años 50 del pasado siglo XX, cuando no había móviles, llega a Madrid para resolver un negocio (entonces había que ir a Madrid para resolver las cuestiones, tampoco había internet). Una vez en la capital del reino se embarca en una juerga de las que crean afición y, siendo hombre previsor, decide poner un telegrama a su esposa: “perdido tren hoy y mañana” rezaba el sorprendente mensaje. Sin duda el ferrocarril y su mundo siempre han sido terreno fértil para las anécdotas y para la literatura. Pero además ha sido un símbolo de progreso y de modernidad. Después de cuatro años de gobierno social comunista en nuestra región, bien podríamos decir que es Castilla-La Mancha la que ha perdido el tren hoy y mañana. Que ese progreso y esa modernidad que necesitaba nuestra región para no quedarse atrás frente a otras regiones limítrofes se ha convertido en retroceso y atraso en muchos ámbitos. Y no solo hablamos de infraestructuras, también en lo tocante a las personas se ha sentido ese retroceso. Cuando seguimos escandalizados por lo sucedido en el Parlamento vasco, mientras se debatía una “Ley de Abusos Policiales” y un individuo de EH Bildu se atrevió a llamar “nazis” y “asquerosos” a los agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y Ertzaintza presentes en el pleno, tenemos que recordar que aquí, en Castilla-La Mancha, el PSOE de García Page gobierna en coalición con PODEMOS y que no fue capaz de apoyar una Proposición no de Ley presentada por el PP en las Cortes regionales en apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Pero es que no contentos con esto, hace unos meses un alcalde socialista, concretamente el de El Bonillo (Albacete), viajó a Venezuela para hablar bien del régimen de Maduro. Hay una mala gestión de las emociones colectivas, pero también hay una mala gestión económica. Por esa mala gestión han conseguido que seamos una de las regiones con mayor presión fiscal, lo que sigue provocando la fuga de empresas a regiones vecinas. Además, Page incumplió el déficit ya en 2016, ya que este ascendió al 0,82%, situando a Castilla-La Mancha en su mayor cifra histórica de deuda con 14.313 millones de euros. Y si la semana pasada hablábamos del problema que supone la despoblación en nuestra región, hoy tenemos que afirmar que García Page es el enemigo número uno del campo. Debe cientos de millones a este sector y rebajó las ayudas a los agricultores ecológicos. Año tras año presenta un presupuesto falso en materia de agricultura y ganadería porque vemos cómo las partidas no se ejecutan, pretendiendo engañar a este sector que es prioritario en nuestra región. García Page pasará a la historia por ser el primer presidente que devolvió 150 millones de euros de fondos europeos agrarios por no pagar. Además se retrasa injustificadamente el pago de las ayudas de la PAC y otro tipo de ayudas relacionadas con el campo y por si esto fuera poco llegó a rechazar una enmienda del PP que proponía un millón de euros para paliar los daños agrícolas ocasionados por la plaga de conejos.

En cuanto a las infraestructuras García Page está incumpliendo su promesa de realizar las autovías Toledo-Ciudad Real, así como la de Albacete-Cuenca, produciéndose también un parón absoluto en las infraestructuras hidráulicas ya que en lo tocante al agua lo único que le interesa es agitar y enfrentar.

En definitiva, una legislatura perdida para nuestra región que ha continuado con las viejas políticas ya conocidas del PSOE del “yo invito tú pagas” y de los planes para las fotos. Con este bagaje no me extraña que Page se niegue a aceptar un cara a cara con el presidente del PP de Castilla-La Mancha Paco Núñez. Se vería quien tiene las ideas y la fuerza para ser el presidente que sitúe a nuestra región donde merece estar. Ese presidente sin duda es Paco Núñez.

La revuelta de la España “vaciada”

Publicado el 31 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Cuando escribo esto aún no se ha celebrado la gran manifestación del domingo en Madrid para alzar la voz contra la despoblación, la gran revuelta de la “España vaciada”. Aún Raimundo Martínez no ha llegado a Madrid, porque me acaban de decir que todavía le quedan unos kilómetros de los casi sesenta que lleva recorridos a pie desde su pueblo, Torrubia (Soria) hasta Calatayud, donde se montará en el tren que lo lleve a la capital. Y esos sesenta kilómetros de reivindicación los está haciendo acompañado de su burra “Margarita”, para protestar por la falta de infraestructuras que está condenando su pueblo a la desaparición. He leído que 10.000 sorianos estarán en la manifestación del domingo. Y hablo de Soria porque gracias a la burra, la queja de Raimundo se ha conocido en toda España. Es nuestro país hay 78.000 localidades por debajo de los 100 habitantes, 23.000 más que en 1998. Según los últimos datos del Gobierno el 30% del territorio concentra el 90% de la población. Por desgracia Castilla-La Mancha no es ajena a esta cuestión y tenemos el mismo problema que el resto de España. Es evidente que a día de hoy muchos de nuestros pueblos no cuentan con buenas infraestructuras sanitarias o de transporte. Tampoco tienen suficientes ayudas para modernizar explotaciones agrícolas y ganaderas que las hagan más rentables y colaboren en fijar población en el medio rural haciéndolo atractivo. Son muchas las veces en las que el Partido Popular de Castilla-La Mancha ha manifestado su preocupación por esta cuestión y muchas las veces que el presidente regional Paco Núñez ha planteado propuestas sobre esta cuestión que nos afecta y debe preocupar a todos. En algunas ocasiones ha dicho que se puede luchar contra la despoblación estando presentes y cuidando “las tradiciones populares de los pueblos, que les dan vida”, unas fiestas y costumbres que promueven el turismo, dinamizan la economía local y crean puestos de trabajo, lo que ayuda a fijar la población en las zonas rurales. También ha dicho que es necesario buscar “fórmulas de empleo” que permitan fijar población en provincias de Castilla-La Mancha como la nuestra. Es necesario que las explotaciones agrícolas y ganaderas tengan mejores ayudas y mejoras en impuestos, como en la cuota de autónomos o en el impuesto de sucesiones y donaciones, que el Partido Popular se ha comprometido a eliminar. Porque creemos en nuestro medio rural y porque siempre lo hemos apoyado, porque creemos que atajar el problema de la despoblación que sufre nuestra región es una cuestión fundamental, el  propio presidente Núñez encabezará la representación del PP regional que asistirá a la manifestación. Además, Núñez, ya ha avanzado que cuando gobierne a partir de mayo en nuestra tierra pondrá en marcha políticas encaminadas a la creación de empleo y a fijar población en el medio rural. Porque tenemos claro que apostar por nuestro medio rural, por nuestros pueblos y ayudar a fijar población con medidas encaminadas a favorecer la empleabilidad y el desarrollo es fundamental no solo para esos municipios, sino para todos nosotros y sobre todo para los que vendrán después que nosotros.

Cataluña es España (de momento)

Publicado el 23 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Creo que no exagero si digo que a estas alturas de la película estamos todos ya un poco hartos del tema catalán. Que si Puigdemont, que si Torra, que si la madre que los parió. Desde que empezaron con el tema, no hay día que no tengamos que hablar del asunto en cuestión. Ahora, desde el 12 de febrero en que arrancó, estamos inmersos en el juicio del “proceso”. Veinte vistas en el Tribunal Supremo que ayudan a que sigamos hablando del tema, pero a las que asistimos con la esperanza de que los acusados den con sus huesos en la cárcel para que allí sigan soñando con su república catalana, excluyente y supremacista. El juez Marchena se está descubriendo como un auténtico Job, por la paciencia que tiene que desplegar ante algunas de las comparecencias. Y el resto de los españoles estamos descubriendo lo que ya imaginábamos: que hubo violencia organizada por parte de los independentistas y que la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado fue ponderada y acorde a las difíciles situaciones que tuvieron que afrontar. Los testimonios de los guardias civiles, que durante esta semana han estado declarando a petición del fiscal, reflejaron la tensión con la que ellos vivieron ciertas protestas totalmente “pacíficas” para los abogados defensores de los macarras indepes que se sientan en el banquillo. Alguno de los guardias llegó a situar en la escena de presuntos delitos a Torra, actual presidente del gobierno de Cataluña, que a este paso creo que no se come el turrón como “molt honorable”.

Pero si hay algo que me maravilló (no puedo decir que me sorprendió porque conozco bien a la Guardia Civil), fue la gran preparación técnica que tienen todos los guardias que comparecieron como testigos. No eran coroneles ni jefes que también, eran los cabos y los sargentos al frente de los operativos que relataban de memoria partes completas del sumario y de las investigaciones. Cómo dominan el lenguaje jurídico y cómo dominan sus emociones cuando cuentan el odio que percibían en las miradas y en los gestos de los que estaban enfrente. Este año la Guardia Civil cumple 175 años y como dijo alguien si no existiera habría que inventarla. Ahora que estamos escuchando todo lo que pasaron en Cataluña en aquéllos días, se entiende todavía menos la actitud del PSOE y de PODEMOS en Ciudad Real. El Grupo Popular presentó en octubre de 2017 una moción, que tuve el honor de defender como portavoz, en la que pedíamos que el Ayuntamiento de Ciudad Real hiciera un homenaje público a los policías nacionales y guardias civiles que habían estado desplegados en Cataluña defendiendo al Estado de Derecho. Ambas formaciones, el PSOE de Pilar Zamora y el entonces GANEMOS de Nieves Peinado dijeron NO a ese homenaje. Ya llovía sobre mojado porque unos meses antes, el PSOE se abstuvo en otra moción de apoyo a la Guardia Civil por las agresiones que dos de sus agentes y sus parejas habían sufrido en Alsasua. Espero que a la hora de votar todos recordemos estos actos del PSOE y de PODEMOS que no salen reflejados en los boletines de autobombo que están buzoneando por nuestra ciudad. Debe ser que no están muy orgullosos de ellos. Por esto y por otros motivos también tenemos que tener claro que si Pedro Sánchez vuelve a ser presidente del Gobierno, la independencia de Cataluña estará más cerca.

Cultura de Defensa en Ciudad Real

Publicado el 16 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Cuando hace poco más de un año el coronel Juan Manuel del Hierro Rodrigo tomó posesión de la Subdelegación de Defensa en Ciudad Real, se fijó el objetivo de seguir dando a conocer el trabajo de las Fuerzas Armadas en la provincia y de abrir aún más la Subdelegación a la ciudad. Una línea de trabajo ya iniciada por el anterior subdelegado que está siendo reforzada por el actual coronel del Hierro. Se trataría, en definitiva, de impulsar lo que se ha venido en llamar “cultura de defensa”. En la Ley 36/2015 de Seguridad Nacional se determina que el Gobierno promoverá una cultura de Seguridad Nacional que favorezca la implicación activa de la sociedad en su preservación y garantía, como requisito indispensable para el disfrute de la libertad, la justicia, el bienestar, el progreso y los derechos de los ciudadanos. Para ello, el Gobierno pondrá en marcha acciones y planes que tengan por objeto aumentar el conocimiento y la sensibilización de la sociedad acerca de los requerimientos de la Seguridad Nacional, de los riesgos y amenazas susceptibles de comprometerla, del esfuerzo de los actores y organismos implicados en su salvaguarda y la corresponsabilidad de todos en las medidas de anticipación, prevención, análisis, reacción, resistencia y recuperación respecto a dichos riesgos y amenazas. Ya con el ministro Morenés, pero especialmente con Cospedal, el Gobierno contribuyó a la cultura de Seguridad Nacional con la “cultura de defensa”, entendida como el conjunto de conocimientos que permite a las personas desarrollar juicios u opiniones sobre los instrumentos con que el Estado protege a los ciudadanos de determinados peligros, siendo las Fuerzas Armadas uno de los instrumentos más importantes. Por si esto fuera poco, las Fuerzas Armadas a través de sus  Ejércitos disponen de un patrimonio histórico y cultural de extraordinario valor, que los Ejércitos y la Armada han generado y custodiado a lo largo de los siglos. Para dar a conocer ese patrimonio se programan actividades y visitas y también exposiciones como las que estamos disfrutando últimamente en Ciudad Real, gracias al empuje y a la iniciativa del subdelegado del Hierro.

Solo en lo que llevamos de 2019 los ciudadrealeños tenemos a nuestra disposición dos exposiciones de temática militar. La primera de ellas organizada por el Centro Geográfico del Ejército de Tierra con el título: “Cartografía: ciencia y arte al servicio de todos” en el Museo Elisa Cendrero. La muestra está compuesta por fondos procedentes del Archivo Cartográfico y de estudios geográficos del Centro Geográfico y está integrada por dos partes: una enfocada en la cartografía histórica general de diferentes lugares del mundo y otra específica de Ciudad Real y sus alrededores, así como de Castilla-La Mancha. La segunda de ellas, recientemente inaugurada, es del Ejército del Aire que a través de su Servicio Histórico y Cultural (SHYCEA) ha programado la exposición itinerante ‘Volar, historia de una aventura’. Esta exposición, que tiene el objetivo de dar a conocer el Ejército del Aire en aquellas ciudades en las que éste no tiene presencia física, se encuentra en el López Villaseñor. Es una muestra relativa a la historia de la Aviación militar española y recorre las vicisitudes más importantes acaecidas durante sus más de 100 años de existencia, desde finales del siglo XIX, con la creación del Servicio de Aerostación Militar en 1884, hasta nuestros días. Sin duda una gran oportunidad para empaparnos de cultura de defensa, porque a diferencia de lo que muchos creen la defensa no es solo cosa de los militares, sino de todos los españoles. Enhorabuena al coronel del Hierro por su frenética actividad en pos de la consecución de ese loable objetivo que es acercar las Fuerzas Armadas a todos los ciudadrealeños. Me consta que todavía en 2019 quedan exposiciones por venir y que 2020 será un año importante en lo que a cultura de defensa se refiere en nuestra ciudad. Enhorabuena a todos los que lo hacéis posible, en especial a todo el personal de la subdelegación, civiles y militares, con el coronel del Hierro a la cabeza.

De Alfonso el Sabio a Pedro el guapo

Publicado el 10 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Ayer paseó por las calles de nuestra acogedora ciudad el presidente del Gobierno. Unas calles bajo un cielo limpio que presagia la próxima primavera y que ya fueron paseadas por otros antes que él. Las calles de una ciudad que fundara un rey, Alfonso el Sabio. Las calles de una villa elevada al rango de ciudad por otro rey, Juan II de Castilla, cuya efeméride el pasado 20 de febrero ha pasado desapercibida para el Ayuntamiento de esta “muy noble y muy leal ciudad”. Dicen que los días de atrás se podían ver más operarios que nunca afanándose en labores de mantenimiento y limpieza por dónde debía pasar la comitiva casi regia que acompañaba al nuevo soberano de los corazones socialistas. Unas calles abandonadas a su suerte por la actual conjunción socio comunista que nos gobierna. Quizá por eso se decidió llevar andando a Pedro el guapo, para que no sufriera los baches y socavones que habría padecido caso de ir en coche. Estarán conmigo en que hemos perdido mucho si hemos pasado de “el Sabio” al “guapo”. ¿Qué ha pasado en todos estos siglos? ¿Tanto se ha deteriorado la raza? Mientras que a nuestro fundador se le aclamaba por su intelecto, al re fundador del PSOE se le aclama por su físico. Pues no estamos mal. La jornada dejó muchas imágenes curiosas pero yo me quedo con la de tres personas, Sánchez, Page y Zamora que están gobernando sin ganar las elecciones. Ese trío la, la, lá que está encantado de conocerse y que pasarán a la historia por no haber hecho nada útil por los ciudadanos a los que dicen representar. Un trío que ayer guardó las formas y aparentó una unidad que no existe porque es sabido que Page y Sánchez no se pueden ni ver.

Pero no caigamos en la trampa. No nos quedemos en lo superficial, no nos quedemos en el tema del físico. Aquí lo importante es determinar si la visita del actual presidente del Gobierno sirve a la ciudad y a los vecinos para algo. Sánchez hizo propuestas electorales que después aprobó en el Consejo de Ministros del pasado viernes, pero aparte de decir que vendrá a la Pandorga, seguramente una mentira más, ¿Qué ha hecho el PSOE por Ciudad Real? ¿Cuántas inversiones se han previsto en el presupuesto para nuestra ciudad? La respuesta es sencilla. Cero euros. A Ciudad Real le va mal cada vez que gobierna el PSOE y en el mitin de los socialistas no se escuchó ni una propuesta y lo que es más grave, no se escuchó ni una reivindicación por parte de Pilar Zamora, alcaldesa de la ciudad aunque no haya ganado las elecciones. Zamora desaprovechó su tiempo hablando de ella y de su feminismo en vez de pedir, pedir y pedir cosas para Ciudad Real. Un alcalde debe ser pedigüeño, debe incomodar a sus jefes y no ser servicial y complaciente con el superior. No se habló de cómo atajar el paro, ni de cómo ayudar a las empresas a crear empleo, ni de cómo dotar de buenas infraestructuras de transporte a nuestra ciudad y a nuestros municipios. No se escuchó a nadie proponer medidas contra la despoblación de nuestros pueblos, o de cómo garantizar la renta mínima a nuestros agricultores y ganaderos. O cómo apoyar a la mujer de verdad, no con consignas y lemas marxistas vencidos por el tiempo y por la historia. Tampoco escuché a Page o a Pilar Zamora recriminar a Sánchez que esté dispuesto a seguir haciendo concesiones a los golpistas que quieren romper España. En definitiva, muchas incógnitas por despejar y la certeza de que mientras el PSOE siga gobernando, Ciudad Real será menos ciudad.

Los últimos presupuestos

Publicado el 3 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

La semana recién terminada se ha hablado mucho del presupuesto municipal para 2019. Ya saben que estamos hablando de presupuestos a estas alturas del año porque no se aprobaron cuando tocaba porque GANEMOS ha preferido jugar un rato amagando con el no para luego decir que sí a cambio de no sabemos qué. El presupuesto es importante porque es el documento que marca las líneas generales de las actuaciones que se quieren llevar a cabo en el municipio. Planifica los gastos y prevé los ingresos con los que financiar esos gastos. Es el que asigna los recursos para llevar a la práctica las ideas del equipo de Gobierno. Pero el presupuesto no hace milagros. Tienen que existir ideas y ganas de poner en marcha un proyecto que beneficie a la mayor parte de los vecinos. Saber cuál es el modelo de ciudad que queremos. Planificar las inversiones con criterios lógicos beneficiando a todos los barrios por igual y sobre todo dar servicios de calidad a unos vecinos que pagan impuestos para que eso sea así. Nada de eso ocurre en el presupuesto recientemente aprobado en el Ayuntamiento de Ciudad Real con los únicos votos del PSOE y la franquicia de PODEMOS en la capital, Ganemos. A todo esto hay que añadir que se trata de un presupuesto que no podrá ejecutar el actual equipo de Gobierno porque tenemos elecciones en mayo.

Hace unos años escuché una frase, no a un gran político o estadista, sino a un actor. Decía Matt Damon que “lo normal en Hollywood es que cuanto mayor era el presupuesto, más simple solía ser el personaje”. Algo parecido pasa aquí. Que independientemente de lo que crezcan las partidas, independientemente de los recursos asignados, el papel lo aguanta todo, al final los actores del mismo e incluso el argumento es de lo más simple: mantenerse en la poltrona con propuestas electoralistas de cara a los próximos comicios. Hemos visto cómo año tras año, y van cuatro, las inversiones se van acumulando sin llegar a ejecutarse. Inversiones que se anuncian una y otra vez sin ningún pudor, sin que los vecinos las vean. Vemos cómo se hicieron jornadas y montajes grandilocuentes para explicar el gran cambio que experimentará Ciudad Real con la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI), mientras que las partidas que para este fin llevaba el presupuesto 2017 no se tocaron y las previstas para 2018 prácticamente lo mismo. Una parálisis que afecta a la ciudad y nuestros dirigentes no la ven. Mientras se votaba en contra de las enmiendas del PP el centro de la ciudad se llena de locales vacíos. El pequeño comercio cierra ante la pasividad del Ayuntamiento que se limita a ser actor secundario en un drama que hace que las palabras “Ciudad Real se para” no sean un simple slogan, sino una terrible realidad. Vemos cómo se cierran las puertas a las ideas de la oposición que buscan mejorar el presupuesto. Vemos cómo mientras dicen que este presupuesto favorece la participación ciudadana, las partidas que se incluyeron ya desde 2016 para este fin siguen intactas. El presupuesto participativo es una entelequia porque los únicos que participan en su elaboración son el PSOE y GANEMOS, o Podemos, o como se llamen hoy, en conversaciones sin luz ni taquígrafos. Por otro lado sigue avergonzándonos que el Ayuntamiento no apoye decididamente a la Semana Santa. La única celebración declarada de Interés Turístico Nacional a la que se le regatean medios y cariños. Porque a veces no solo hace falta presupuesto, sino sentir la cercanía de un ayuntamiento que cada vez está más alejado de la realidad de nuestros vecinos. Por cuarto año consecutivo, los cuatro años del pacto PSOE/GANEMOS, no habrá aumento en la partida de subvenciones ni la subvención para bandas de música. El argumento que se nos daba hasta ahora era que Ganemos no quería que existieran partidas con “nombres y apellidos” en el presupuesto. Pero es que este año van de nuevo  dos partidas con nombre y apellidos para subvencionar a UGT y CCOO. Nos tendrán que dar otra excusa diferente y no seguir engañando a los cofrades de Ciudad Real. Por desgracia queda demostrado que el tamaño del presupuesto o de las partidas que lo conforman no es el barómetro adecuado para medir el interés real del equipo de Gobierno por esta ciudad. Para medir su interés hay que prestar más atención a las partidas que faltan que a las que aparecen.

El PSOE, Ganemos y el relator

Publicado el 23 febrero de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Fotografía cortesía de Clara Manzano (LANZA)

En Ciudad Real el tiempo se ha detenido. No es un recurso poético, es la verdad. Y si no se ha detenido pasa más lentamente que a nuestro alrededor. El reloj de la ciudad atrasa y los encargados de darle cuerda, los que gobiernan, no lo hacen. Mientras, en los pueblos de alrededor el segundero avanza a compás de los días y adelanta al de la capital. Así, mientras en esos municipios la actualidad y de lo que se habla es del empleo, del inminente carnaval o incluso de la Semana Santa, aquí en la capital se habla de presupuestos. Y se habla de presupuestos porque el equipo de Gobierno y sus socios de Ganemos llevan el reloj atrasado. Y ese retraso lo quieren endosar al resto de la ciudad que asiste perpleja a sus enfados y a sus reconciliaciones cual dúo “Pimpinela”. Lo que pasa es que estos “Pimpinela” no se conforman con enfadarse entre ellos, sino que cuando se enfadan nos castigan a los demás. Los vecinos de Ciudad Real asistimos atónitos al cruce de declaraciones entre las dos fuerzas políticas que han gobernado la ciudad desde 2015 sin ganar las elecciones. Para que todo el mundo lo sepa, el presupuesto municipal está prácticamente terminado desde finales de octubre y lo que retrasó la aprobación del proyecto fue la negociación que el equipo de Gobierno estaba manteniendo en materia de personal. Una vez resuelta esta cuestión el presupuesto, ya en 2019, inició su tramitación. Curiosamente Ganemos, hasta entonces aliado del PSOE, en un ataque de celos o de tacticismo político renunció a presentar enmiendas al proyecto de presupuestos. Eso hizo que saltaran las alarmas en el ala este del edificio consistorial y empezaran a albergar la duda de que sus, hasta entonces socios leales, Ganemos, estaban preparando una emboscada. La tramitación siguió su curso y se programó la comisión que debía dictaminar el proyecto de presupuestos antes de elevarlo al Pleno. Y pasó lo que tenía que pasar, que Ganemos no votó a favor de las cuentas municipales que se dictaminaron negativamente. Lejos de achantarse o de hablar con el Partido Popular, el PSOE tiró para adelante y convocó el pleno de presupuestos para el jueves 21 cuando ya sabía que su socio y aliado lo votaría en contra. Unas horas antes de iniciarse la sesión, sin reunir a la Junta de Portavoces, desde alcaldía se nos remitió un whatsapp en la que se nos decía que el pleno de presupuestos no se iba a celebrar, que se aplazaba. Como motivo esgrimido por la señora Zamora se contó que era para “dar más tiempo a Ganemos para recapacitar”. O sea, que todos los vecinos de Ciudad Real tenemos que estar pendientes de los enfados y rabietas de los que han sido amiguitos toda la legislatura. Una legislatura perdida en la que no se han abordado ninguno de los grandes proyectos que se decían que se iban a acometer. Y para no ser menos que Pedro Sánchez, los socialistas han nombrado un “relator”. Un intermediario colectivo para que ayude a los de Ganemos a recapacitar, para reconducirlos. Ese “relator” que el PSOE ha enviado no es otro que algunos de los sindicatos del Ayuntamiento de Ciudad Real, que ven peligrar los acuerdos que han firmado con el equipo de Gobierno. Por lo tanto esta semana seguiremos hablando de presupuestos por lo menos hasta el miércoles, fecha en la que se debería celebrar el pleno de presupuestos. Todo ello claro está si los relatores hacen bien su trabajo y “convencen” a los chicos y chicas de Ganemos para que digan sí a las últimas cuentas de Pilar Zamora. Veremos.

Adiós Sánchez, adiós PSOE

Publicado el 15 febrero de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

El 26 de junio de 2016 se celebraron elecciones generales en España. Fueron las decimoterceras desde la transición a la democracia y las segundas con Felipe VI como rey. El partido político más votado fue el Partido Popular, presidido y liderado por el entonces presidente en funciones Mariano Rajoy, cuyas candidaturas obtuvieron en el Congreso de los Diputados una mayoría simple de 137 escaños (catorce más que en las anteriores elecciones de diciembre de 2015) y un 33,01 % de los sufragios, seguido del Partido Socialista Obrero Español de Pedro Sánchez, que obtuvo el 22,63 % de los votos, lo que se tradujo en 85 diputados (cinco menos que en los anteriores comicios, su peor resultado en la actual democracia). En cuanto a la participación, esta fue del 66,48% del censo electoral, la más baja en unas elecciones generales de la actual democracia. Una vez que el PP consiguió tejer las alianzas necesarias y formar gobierno, el PSOE de Sánchez, con los peores resultados de su historia, empezó a urdir la manera de quitar el Gobierno al que legítimamente lo había ganado en las urnas con mejores resultados que en los anteriores comicios, celebrados solo seis meses antes. Sánchez lideró una moción de censura que tenía una premisa básica: desalojar del Gobierno al Partido Popular para convocar elecciones inmediatamente. Para conseguir ser presidente a costa de lo que fuera, Sánchez no dudó en aliarse con lo “mejor de cada casa”; los 84 votos de los diputados socialistas se unieron a los 67 de la ultraizquierda representada por PODEMOS y sus adlátere. Pero también a los de los enemigos de España como los golpistas de Esquerra Republicana de Catalunya y del PDCAT del fugado Puigdemont. También consiguieron los votos del PNV y de los filoterroristas de Euskal Herria Bildu. Con toda esa patulea se dispuso a gobernar Sánchez y conformar un gobierno “bonito”. Un Gobierno que tuvo que recomponer a los pocos días por los escándalos pretéritos de sus elegidos para la gloria. Un Gobierno en el que el raro es el que no tiene una sociedad para tributar menos a Hacienda. Un Gobierno con ministras que hablan despectivamente de sus compañeros a causa de su orientación sexual, un Gobierno en definitiva, capaz de hundir de nuevo a España en la crisis y en el desánimo. Y todo ello aderezado con un presidente del Gobierno que pronto empezó a ser conocido como el “okupa”, más preocupado por su imagen y por su bienestar personal que por los problemas reales de España. Más preocupado en acabar con la educación concertada y con sacar a Francisco Franco del Valle de los Caídos, que en procurar el bienestar de los españoles. Un presidente megalómano que en cuanto pisó moqueta dijo que quería acabar la legislatura y convocar elecciones en 2020. Pero todo ese castillo de naipes se ha desmoronado. El suflé se desinfló en cuanto los compañeros de viaje de Sánchez se lo propusieron. Con la excusa de la no aprobación de los presupuestos y con la concurrencia de algunos barones socialistas que tenían facturas pendientes de cobrar a Sánchez, la función terminó. Aunque creo sinceramente que fue la gran manifestación en la plaza de Colón el domingo anterior la que terminó de poner la puntilla a un Gobierno ensimismado que nunca tuvo que haber sido.

La convocatoria de elecciones para el 28 de abril da la voz a los españoles. Da la voz a los que saben que su voto tiene el poder de cambiar las políticas que han llevado de nuevo a España a la desesperanza. Pero es que además tenemos la oportunidad poco después de mandar a su casa a Page y en el caso de Ciudad Real a Pilar Zamora, que tampoco han tenido empacho en abrazarse a la ultraizquierda podemita para gobernar sin haber ganado las elecciones. Las fichas vuelven a la casilla de salida. Toca moverlas bien, porque España no se merece gobernantes que solo piensan en ellos mismos y en mantener sus privilegios acrecentando los problemas de los españoles.

A vueltas con los presupuestos 2019

Publicado el 11 febrero de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Tras varios amagos y varios anuncios ya tenemos a la vista el proyecto de presupuestos del Ayuntamiento para 2019. Esta misma tarde del lunes 11 tendrá lugar la primera comisión preparatoria en la que los distintos Grupos Municipales presentaremos enmiendas a los mismos. Las enmiendas sirven para mejorarlos y para plasmar en ellos cuestiones que al equipo de Gobierno se le haya podido pasar. Desde el Grupo Popular, una vez analizados, creemos que los presupuestos son francamente mejorables y contienen partidas que a nuestro juicio no deberían estar, y otras que deberían estar dotadas con más presupuesto. Pero lo primero que salta a la vista es que es un presupuesto que incumple la ley. Y la incumple porque  incumple la regla del “techo de gasto” en más de un millón y medio de euros, lo que lo convierte en un presupuesto mentiroso, ya que los socialistas saben de antemano que no van a poder llevar a cabo el gasto comprometido por valor de ese millón y medio de euros, porque así lo marca la ley. Mucho nos tememos que de salir adelante ese millón y medio de exceso de gasto se solventaría no llevando a cabo las inversiones comprometidas.  En caso de no prosperar esta enmienda a la totalidad presentaremos también una serie de enmiendas para mejorar el proyecto de presupuestos que tiene como única virtud el hecho de que tiene será el último de la era PSOE/Ganemos.

En lo que a gasto corriente se refiere, presentaremos enmiendas para que se firmen convenios de colaboración, por valor de 5.000€ cada uno de ellos, con las asociaciones AECC, AMUMA y VIVELA, porque está muy bien ponerse en las fotos, pero las administraciones tienen que apoyar la importante labor que desempeñan estas asociaciones con colaboraciones reales que se deben materializar en un apoyo económico para ayudar a cumplir los importantes fines de estas asociaciones. También pediremos que se incremente hasta los 150.000 euros la partida de ayudas a la natalidad; que la partida de Cooperación Internacional de Emergencia pase a denominarse “Cooperación Internacional de Emergencia a Venezuela, ya que es un pueblo hermano al que no debemos dar la espalda y mirar para otro lado cuando están sufriendo por las políticas comunistas de Maduro. También plantearemos la creación de una partida de 10.000 euros para realizar un estudio serio y riguroso que culmine con una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de los empleados municipales, ya que no nos pueden llegar quejas casi todas las semanas de los distintos servicios del Ayuntamiento por una mala planificación de los servicios; también que se aumente hasta los 42.200 euros la subvención a las cofradías de Semana Santa y se cree una nueva partida, de 5.000 euros, para subvencionar las bandas de música que acompañan a las hermandades durante las procesiones, partida que fue eliminada en el primer año de gobierno de Pilar Zamora. Clama al cielo que la única fiesta declarada de Interés Turístico Nacional tenga una aportación  municipal tan cicatera y que ha estado congelada toda la legislatura, limitando así que pudieran surjan mejoras y novedades en nuestra Semana Santa gracias al Ayuntamiento. De igual modo, y dentro del gasto corriente, plantearemos la creación de tres nuevas partidas, una dotada con 30.000 euros para subvencionar el fomento del deporte femenino; otra, dotada con 100.000 euros, para crear el Plan de Comercio Ciudad Real Más Capital, cuyo objetivo es apoyar a los emprendedores y al pequeño comercio, y una tercera, dotada con 50.000 euros, para poner en marcha el Plan Concilia, cuyo objetivo es facilitar a las familias de Ciudad Real la conciliación entre la vida laboral y la familiar.Para finalizar y en lo que se refiere al capítulo de las inversiones presentaremos tres enmiendas. Una de ellas pretende la creación de un Plan de Asfaltados y Acerados, dotado con 600.000 euros que ponga fin al lamentable estado en que se encuentran muchas calles de Ciudad Real que han sido totalmente olvidadas por Pilar Zamora. Otra, dotada con 300.000 euros, para terminar las obras del centro cívico de Puerta de Toledo, y una tercera para que se aumente en 150.000 euros, hasta llegar a los 300.000 euros, la partida para urbanizar la calle Fernando Alonso de Coca, ya que los 150.000 euros previstos por el equipo de Gobierno son totalmente insuficientes para urbanizar esa calle y son un engaño a los vecinos de esa zona. Todas estas enmiendas mejorarían un presupuesto que si el equipo de Gobierno hubiera querido ser honesto ya no debería estar intentado aprobarlo a estas alturas del año. Nos queda por saber qué harán los socios de Zamora en el Ayuntamiento. Hasta ahora los podemitas no han dicho ni pío en relación a este proyecto. ¿El que calla otorga?