0

Un equipo de Gobierno “parcheado”

Publicado el 27 mayo de 2018 en General, La Tribuna por Miguel Angel Rodríguez

Observamos con preocupación cómo de un tiempo a esta parte el equipo de Gobierno está tomando una deriva que lo hace estar sordo, ciego y mudo ante los problemas de los ciudadrealeños. Tras tres años embriagados por el éxito parcial de gobernar sin ganar las elecciones y sin hacer más que lo justo, han pasado a otra actitud más beligerante. Lo que antes eran sonrisas para todos y ayuntamiento de puertas abiertas, se ha convertido en un bunker en el que resistir, en el que no se recibe a nadie y que toma las decisiones que nos afectan a todos sin contar con nadie. Asistimos a  enfrentamientos con malos modos por parte de los concejales del Gobierno o sus socios de Ganemos con los vecinos que presencian los plenos y que osan disentir, aunque sea levemente, con el equipo de Gobierno. No queda tan lejos el tiempo en el que desde el público se nos insultaba abiertamente a la oposición sin recibir ningún tipo de reconvención por parte de la presidencia del Pleno. Durmiendo el sueño de las falsas promesas quedaron en estos tres años los anuncios de participación ciudadana. Los presupuestos participativos y la toma de decisiones con los vecinos. Las remunicipalizaciones y la zona azul.

Usan la prepotencia como medida de autoprotección y, si se rasca un poco tras de ella, no hay más que incapacidad para solucionar los problemas de los vecinos. Unos vecinos que pagan religiosamente sus impuestos y tasas y que a cambio reciben parches y no soluciones. La ciudad va a menos. Los parches de las calles coinciden con el parcheado de un equipo de Gobierno en el que, en una especie de triste juego de la silla, la mayoría de sus componentes ya ha pasado por más de una concejalía y calentado más de un sillón. Si aplicásemos el famoso “Principio de Peter” y el PSOE dispusiera de un poco más de tiempo, podríamos comprobar como todo puesto (concejalía en este caso) tiende a ser ocupado por un concejal que es incompetente para desempeñar sus obligaciones. Pero lo más grave es que parece que no han alcanzado todavía su nivel de incompetencia. Y solo queda un año. Es curioso cómo para tapar sus vergüenzas siempre aluden a la falta de personal. Todo lo malo que pasa en la ciudad es porque no hay personal suficiente, por culpa del PP que hace ya tres años que no gobierna, todo muy lógico. También Peter estudió esta cuestión y llegó a la conclusión de que el incremento de personal se hace para poner remedio a la incompetencia de los superiores jerárquicos y tiene como finalidad última mejorar la eficiencia de la organización, hasta que el proceso de ascenso eleve a los recién llegados a sus niveles de incompetencia. Parece que Peter estaba pensando en este equipo de Gobierno del PSOE que quiere más y más personal para poner remedio a su incompetencia. Esto hace que desde la oposición intentemos solucionar lo no hace bien el Gobierno municipal. El pasado Pleno se aprobó una moción del Grupo Popular que solicitaba que se iniciaran los trámites, de forma inmediata, para bajar el Impuesto de Vehículos que pagan los vecinos de Ciudad Real. No es de recibo que cada año el Ayuntamiento recaude más por este concepto y que en cambio las calles estén cada vez peor llegando incluso a provocar averías en los vehículos. También se aprobó otra moción que recogía íntegramente las peticiones de los vecinos del Torreón y su reivindicación de un mejor descanso y de una mejor calidad de vida. Una calidad de vida que se ha ido degradando poco a poco ante la pasividad del Ayuntamiento que no hace todo lo que está en su mano para proporcionar la necesaria tranquilidad a esta zona tan importante de la ciudad. Un barrio, el Torreón, que está sufriendo una degradación medioambiental a ojos vista sin que se haga otra cosa que poner paños calientes y apelar a una difícil convivencia entre el ocio y el descanso. Esperemos que al menos desde el Ayuntamiento no se “promocione” más el Torreón como destino de fiesta y cumpla con la palabra dada a los vecinos. Estas dos mociones tienen la legitimidad de haber sido aprobados en el máximo órgano de representación de nuestro Ayuntamiento, el Pleno. Si el PSOE no las lleva a efecto se estará riendo en la cara de los vecinos y reconociendo que hacen lo que les viene en gana porque “ellos lo valen”.

Deja un comentario