Cultura de Defensa en Ciudad Real

Publicado el 16 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Cuando hace poco más de un año el coronel Juan Manuel del Hierro Rodrigo tomó posesión de la Subdelegación de Defensa en Ciudad Real, se fijó el objetivo de seguir dando a conocer el trabajo de las Fuerzas Armadas en la provincia y de abrir aún más la Subdelegación a la ciudad. Una línea de trabajo ya iniciada por el anterior subdelegado que está siendo reforzada por el actual coronel del Hierro. Se trataría, en definitiva, de impulsar lo que se ha venido en llamar “cultura de defensa”. En la Ley 36/2015 de Seguridad Nacional se determina que el Gobierno promoverá una cultura de Seguridad Nacional que favorezca la implicación activa de la sociedad en su preservación y garantía, como requisito indispensable para el disfrute de la libertad, la justicia, el bienestar, el progreso y los derechos de los ciudadanos. Para ello, el Gobierno pondrá en marcha acciones y planes que tengan por objeto aumentar el conocimiento y la sensibilización de la sociedad acerca de los requerimientos de la Seguridad Nacional, de los riesgos y amenazas susceptibles de comprometerla, del esfuerzo de los actores y organismos implicados en su salvaguarda y la corresponsabilidad de todos en las medidas de anticipación, prevención, análisis, reacción, resistencia y recuperación respecto a dichos riesgos y amenazas. Ya con el ministro Morenés, pero especialmente con Cospedal, el Gobierno contribuyó a la cultura de Seguridad Nacional con la “cultura de defensa”, entendida como el conjunto de conocimientos que permite a las personas desarrollar juicios u opiniones sobre los instrumentos con que el Estado protege a los ciudadanos de determinados peligros, siendo las Fuerzas Armadas uno de los instrumentos más importantes. Por si esto fuera poco, las Fuerzas Armadas a través de sus  Ejércitos disponen de un patrimonio histórico y cultural de extraordinario valor, que los Ejércitos y la Armada han generado y custodiado a lo largo de los siglos. Para dar a conocer ese patrimonio se programan actividades y visitas y también exposiciones como las que estamos disfrutando últimamente en Ciudad Real, gracias al empuje y a la iniciativa del subdelegado del Hierro.

Solo en lo que llevamos de 2019 los ciudadrealeños tenemos a nuestra disposición dos exposiciones de temática militar. La primera de ellas organizada por el Centro Geográfico del Ejército de Tierra con el título: “Cartografía: ciencia y arte al servicio de todos” en el Museo Elisa Cendrero. La muestra está compuesta por fondos procedentes del Archivo Cartográfico y de estudios geográficos del Centro Geográfico y está integrada por dos partes: una enfocada en la cartografía histórica general de diferentes lugares del mundo y otra específica de Ciudad Real y sus alrededores, así como de Castilla-La Mancha. La segunda de ellas, recientemente inaugurada, es del Ejército del Aire que a través de su Servicio Histórico y Cultural (SHYCEA) ha programado la exposición itinerante ‘Volar, historia de una aventura’. Esta exposición, que tiene el objetivo de dar a conocer el Ejército del Aire en aquellas ciudades en las que éste no tiene presencia física, se encuentra en el López Villaseñor. Es una muestra relativa a la historia de la Aviación militar española y recorre las vicisitudes más importantes acaecidas durante sus más de 100 años de existencia, desde finales del siglo XIX, con la creación del Servicio de Aerostación Militar en 1884, hasta nuestros días. Sin duda una gran oportunidad para empaparnos de cultura de defensa, porque a diferencia de lo que muchos creen la defensa no es solo cosa de los militares, sino de todos los españoles. Enhorabuena al coronel del Hierro por su frenética actividad en pos de la consecución de ese loable objetivo que es acercar las Fuerzas Armadas a todos los ciudadrealeños. Me consta que todavía en 2019 quedan exposiciones por venir y que 2020 será un año importante en lo que a cultura de defensa se refiere en nuestra ciudad. Enhorabuena a todos los que lo hacéis posible, en especial a todo el personal de la subdelegación, civiles y militares, con el coronel del Hierro a la cabeza.

De Alfonso el Sabio a Pedro el guapo

Publicado el 10 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Ayer paseó por las calles de nuestra acogedora ciudad el presidente del Gobierno. Unas calles bajo un cielo limpio que presagia la próxima primavera y que ya fueron paseadas por otros antes que él. Las calles de una ciudad que fundara un rey, Alfonso el Sabio. Las calles de una villa elevada al rango de ciudad por otro rey, Juan II de Castilla, cuya efeméride el pasado 20 de febrero ha pasado desapercibida para el Ayuntamiento de esta “muy noble y muy leal ciudad”. Dicen que los días de atrás se podían ver más operarios que nunca afanándose en labores de mantenimiento y limpieza por dónde debía pasar la comitiva casi regia que acompañaba al nuevo soberano de los corazones socialistas. Unas calles abandonadas a su suerte por la actual conjunción socio comunista que nos gobierna. Quizá por eso se decidió llevar andando a Pedro el guapo, para que no sufriera los baches y socavones que habría padecido caso de ir en coche. Estarán conmigo en que hemos perdido mucho si hemos pasado de “el Sabio” al “guapo”. ¿Qué ha pasado en todos estos siglos? ¿Tanto se ha deteriorado la raza? Mientras que a nuestro fundador se le aclamaba por su intelecto, al re fundador del PSOE se le aclama por su físico. Pues no estamos mal. La jornada dejó muchas imágenes curiosas pero yo me quedo con la de tres personas, Sánchez, Page y Zamora que están gobernando sin ganar las elecciones. Ese trío la, la, lá que está encantado de conocerse y que pasarán a la historia por no haber hecho nada útil por los ciudadanos a los que dicen representar. Un trío que ayer guardó las formas y aparentó una unidad que no existe porque es sabido que Page y Sánchez no se pueden ni ver.

Pero no caigamos en la trampa. No nos quedemos en lo superficial, no nos quedemos en el tema del físico. Aquí lo importante es determinar si la visita del actual presidente del Gobierno sirve a la ciudad y a los vecinos para algo. Sánchez hizo propuestas electorales que después aprobó en el Consejo de Ministros del pasado viernes, pero aparte de decir que vendrá a la Pandorga, seguramente una mentira más, ¿Qué ha hecho el PSOE por Ciudad Real? ¿Cuántas inversiones se han previsto en el presupuesto para nuestra ciudad? La respuesta es sencilla. Cero euros. A Ciudad Real le va mal cada vez que gobierna el PSOE y en el mitin de los socialistas no se escuchó ni una propuesta y lo que es más grave, no se escuchó ni una reivindicación por parte de Pilar Zamora, alcaldesa de la ciudad aunque no haya ganado las elecciones. Zamora desaprovechó su tiempo hablando de ella y de su feminismo en vez de pedir, pedir y pedir cosas para Ciudad Real. Un alcalde debe ser pedigüeño, debe incomodar a sus jefes y no ser servicial y complaciente con el superior. No se habló de cómo atajar el paro, ni de cómo ayudar a las empresas a crear empleo, ni de cómo dotar de buenas infraestructuras de transporte a nuestra ciudad y a nuestros municipios. No se escuchó a nadie proponer medidas contra la despoblación de nuestros pueblos, o de cómo garantizar la renta mínima a nuestros agricultores y ganaderos. O cómo apoyar a la mujer de verdad, no con consignas y lemas marxistas vencidos por el tiempo y por la historia. Tampoco escuché a Page o a Pilar Zamora recriminar a Sánchez que esté dispuesto a seguir haciendo concesiones a los golpistas que quieren romper España. En definitiva, muchas incógnitas por despejar y la certeza de que mientras el PSOE siga gobernando, Ciudad Real será menos ciudad.

Los últimos presupuestos

Publicado el 3 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

La semana recién terminada se ha hablado mucho del presupuesto municipal para 2019. Ya saben que estamos hablando de presupuestos a estas alturas del año porque no se aprobaron cuando tocaba porque GANEMOS ha preferido jugar un rato amagando con el no para luego decir que sí a cambio de no sabemos qué. El presupuesto es importante porque es el documento que marca las líneas generales de las actuaciones que se quieren llevar a cabo en el municipio. Planifica los gastos y prevé los ingresos con los que financiar esos gastos. Es el que asigna los recursos para llevar a la práctica las ideas del equipo de Gobierno. Pero el presupuesto no hace milagros. Tienen que existir ideas y ganas de poner en marcha un proyecto que beneficie a la mayor parte de los vecinos. Saber cuál es el modelo de ciudad que queremos. Planificar las inversiones con criterios lógicos beneficiando a todos los barrios por igual y sobre todo dar servicios de calidad a unos vecinos que pagan impuestos para que eso sea así. Nada de eso ocurre en el presupuesto recientemente aprobado en el Ayuntamiento de Ciudad Real con los únicos votos del PSOE y la franquicia de PODEMOS en la capital, Ganemos. A todo esto hay que añadir que se trata de un presupuesto que no podrá ejecutar el actual equipo de Gobierno porque tenemos elecciones en mayo.

Hace unos años escuché una frase, no a un gran político o estadista, sino a un actor. Decía Matt Damon que “lo normal en Hollywood es que cuanto mayor era el presupuesto, más simple solía ser el personaje”. Algo parecido pasa aquí. Que independientemente de lo que crezcan las partidas, independientemente de los recursos asignados, el papel lo aguanta todo, al final los actores del mismo e incluso el argumento es de lo más simple: mantenerse en la poltrona con propuestas electoralistas de cara a los próximos comicios. Hemos visto cómo año tras año, y van cuatro, las inversiones se van acumulando sin llegar a ejecutarse. Inversiones que se anuncian una y otra vez sin ningún pudor, sin que los vecinos las vean. Vemos cómo se hicieron jornadas y montajes grandilocuentes para explicar el gran cambio que experimentará Ciudad Real con la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI), mientras que las partidas que para este fin llevaba el presupuesto 2017 no se tocaron y las previstas para 2018 prácticamente lo mismo. Una parálisis que afecta a la ciudad y nuestros dirigentes no la ven. Mientras se votaba en contra de las enmiendas del PP el centro de la ciudad se llena de locales vacíos. El pequeño comercio cierra ante la pasividad del Ayuntamiento que se limita a ser actor secundario en un drama que hace que las palabras “Ciudad Real se para” no sean un simple slogan, sino una terrible realidad. Vemos cómo se cierran las puertas a las ideas de la oposición que buscan mejorar el presupuesto. Vemos cómo mientras dicen que este presupuesto favorece la participación ciudadana, las partidas que se incluyeron ya desde 2016 para este fin siguen intactas. El presupuesto participativo es una entelequia porque los únicos que participan en su elaboración son el PSOE y GANEMOS, o Podemos, o como se llamen hoy, en conversaciones sin luz ni taquígrafos. Por otro lado sigue avergonzándonos que el Ayuntamiento no apoye decididamente a la Semana Santa. La única celebración declarada de Interés Turístico Nacional a la que se le regatean medios y cariños. Porque a veces no solo hace falta presupuesto, sino sentir la cercanía de un ayuntamiento que cada vez está más alejado de la realidad de nuestros vecinos. Por cuarto año consecutivo, los cuatro años del pacto PSOE/GANEMOS, no habrá aumento en la partida de subvenciones ni la subvención para bandas de música. El argumento que se nos daba hasta ahora era que Ganemos no quería que existieran partidas con “nombres y apellidos” en el presupuesto. Pero es que este año van de nuevo  dos partidas con nombre y apellidos para subvencionar a UGT y CCOO. Nos tendrán que dar otra excusa diferente y no seguir engañando a los cofrades de Ciudad Real. Por desgracia queda demostrado que el tamaño del presupuesto o de las partidas que lo conforman no es el barómetro adecuado para medir el interés real del equipo de Gobierno por esta ciudad. Para medir su interés hay que prestar más atención a las partidas que faltan que a las que aparecen.