0

Las series de televisión y la política

Publicado el 26 octubre de 2014 en Comunicación, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

friendsHay que reconocer que las series están de moda. Internet ha cambiado la forma en la que muchas personas nos relacionamos con la televisión, sin ajustarnos a unos horarios determinados, de forma que se puedan seguir algunas pese a los descabellados horarios en las que se emiten. Entre las series españolas sobresale Isabel y entre las extranjeras, yo me quedo con Juego de Tronos, en espera de la quinta temporada. Además, para los que tenemos inquietudes políticas es inevitable hacer analogías y paralelismos entre estas series y la situación política actual. Viendo Isabel, es muy fácil que la imaginación vuele hacia esos años en los que se forjaba una nación llamada España. Un país que nació por la unión de los reinos de Castilla y de Aragón, fruto del matrimonio de Isabel y Fernando. Creo que Artur Mas no ha querido ver la serie y ni siquiera ha permitido que se grabe algún capítulo en Barcelona. Esa magnífica y acogedora ciudad española que es Barcelona, hoy está secuestrada por los independentistas y ya no recuerda que allí precisamente, es dónde Don Quijote y Sancho vieron el mar por primera vez, y “parecióles espaciosísimo y largo, harto más que las lagunas de Ruidera que en la Mancha habían visto”. También dice de Barcelona “…y, así, me pasé de claro a Barcelona, archivo de la cortesía, albergue de los extranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmes amistades, y en sitio y en belleza, única…”

De un auténtico Juego de Tronos se podría calificar la actual situación que vive el PSOE, con un líder nacional inconsistente mero remedo de Zapatero, por su semejanza grotesca con él en algunas cuestiones. En Ciudad Real también se vive un particular juego de tronos y ya suenan varios nombres, algunos confirmados y otros no, para ser el jefe o jefa de la oposición municipal a partir de 2015, dicho esto sin acritud. Pero hay una serie que hizo furor a finales del siglo XX y principios del XXI que fue Friends. En dicha serie, hay un capítulo memorable en el que Joey, uno de los personajes principales, compra el tomo de la letra V de una enciclopedia que le vende un vendedor ambulante por 50 dólares y se aprende todas las palabras del tomo, para intentar entender algunas de las conversaciones que mantienen los otros protagonistas. Se siente mal por no estar a la altura de los otros, pero sólo tiene dinero para un libro y se decide por el volumen de la V. Ni que decir tiene que el resultado es un fracaso. Algo así le está pasando al PSOE de Castilla-La Mancha y a su líder García-Page. Quieren entender a los ciudadanos pero hablan del tema equivocado. Quieren meter miedo con la sanidad y la educación pero los ciudadanos quieren oír hablar de austeridad y eficacia. El PSOE de García-Page les habla a los ciudadanos de esta región de que está presentando hoy lunes un recurso ante el Tribunal Constitucional, contra la reforma de la ley electoral que rebaja el número de diputados de 49 a 35, mientras que los castellano-manchegos de lo que quieren oír hablar es de la eliminación de sueldos y de reducción de diputados. El PSOE de García-Page y los suyos siguen sin enterarse, porque han comprado el libro equivocado y lo peor de todo, ahora nos lo quieren vender a nosotros.

Deja un comentario