0

Cuando ultrajar la bandera se considera un chiste

Publicado el 4 noviembre de 2018 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Cuando gobierna la izquierda España se crispa. O mejor dicho, los que gobiernan crispan a la sociedad ya que, según ellos, la tensión les da votos. Piensan que mientras nos tengan entretenidos con esto no reparamos en la ineficacia de su gestión, en la subida del paro y de la prima de riesgo, en la subida de impuestos que nos van a clavar y en el estancamiento de la economía. Lo que pasa es que a veces se pasan de frenada y la cuerda se rompe. Hace unas semanas la ultraizquierda socia de Chávez y Maduro, consiguió que el Congreso de los Diputados aprobase admitir una proposición de ley para revisar o eliminar algunos artículos del Código Penal como las injurias a la Corona, el ultraje a España o la ofensa a sentimientos religiosos, una iniciativa que ha respaldado el PSOE, ERC, PNV, PDeCAT y Compromís. El texto está ahora en el proceso de presentación de enmiendas pero una de sus intenciones es clara: que el ultraje a España y a sus símbolos les salga más barato a los ofensores. Centrándonos en el ultraje a España, las ofensas o los insultos, ya sean de palabra o por escrito a España, a sus Comunidades Autónomas o a sus símbolos, como las banderas o los himnos, son castigados con una pena de multa de siete a doce meses, según el artículo 543 del Código Penal. Los podemitas quieren “suavizar” esta pena porque según ellos este delito “ataca” la libertad de expresión y no supone un “ataque contra la patria”. No nos extraña en un grupo que quiere derogar la Ley de Seguridad Ciudadana, que protege a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, o que quiere derogar la prisión permanente revisable para hacer más llevadero el día a día de los asesinos, terroristas y violadores no rehabilitados. Sí nos extraña en el PSOE. ¿De verdad que todo vale para mantenerse en el sillón? ¿De verdad que no quedan socialistas honrados que alcen la voz? ¿Cuál será el siguiente paso de Sánchez Castejón para seguir viviendo en un palacio y seguir paseando a la familia en el avión oficial? ¿Indultar a los golpistas catalanes? ¿Hasta cuándo vamos a consentir tanta ignominia? A estas alturas yo creo que a nadie se le escapa ya que el partido chavista de España lo que quiere es romper el Estado desde dentro y para eso siempre se ha de tener la colaboración de traidores locales, en este caso los actuales dirigentes del PSOE y sus allegados. Solo así se entiende que en determinados canales de televisión se ofenda día sí y día también los sentimientos de la mayoría de los españoles. El último capítulo, el protagonizado por un colaborador del programa “El Intermedio”, es el penúltimo ataque a nuestros símbolos disfrazado de humor y de libertad de expresión. Yo me pregunto ¿los que aplauden la “gracia” de sonarse los mocos con la bandera, también aplaudirían un chiste sobre inmigrantes? Es que no a todo el mundo le hacen gracia las mismas cosas y lo que parece claro a tenor de las reacciones de miles de personas a un comentario en mi muro de Facebook es que esta vez se han pasado de frenada con el ultraje a nuestra bandera. Es verdad que se había hecho más veces, pero quizá es que ya estamos hartos. Por cierto los mismos que se ríen de la bandera y de nuestros símbolos son los que gobiernan también en la capital. Tras la sonrisa de Pilar Zamora están las mismas ideas de sus jefes de Madrid, porque siempre que desde el PP hemos llevado alguna iniciativa a favor de la Constitución, de la bandera de España o de la Guardia Civil, han votado en contra. Eso es lo que tenemos en Ciudad Real, que no se nos olvide a la hora de depositar el voto.

 

 

Deja un comentario