En materia de discapacidad menos anuncios y más hechos

Publicado el 10 Diciembre de 2017 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Fotografía cortesía de Clara Manzano (LANZA)

Hace escasas fechas se conmemoraba el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Cada día del año tiene algún tipo de conmemoración y las Administraciones Públicas ese día leen un manifiesto y hacen cualquier actividad, o hacen un pleno, o publican una carta en el periódico. A veces hasta las tres cosas al mismo tiempo. Lo que pasa es que al afectado, al que sufre, esas cosas no le solucionan nada. Está bien para visibilizar como se dice ahora, pero poco más. En Ciudad Real, en el caso del día anteriormente mencionado, se celebró un acto algunos días después por parte del Ayuntamiento y además el presidente de la Junta de Comunidades, García Page, publicó una carta en el periódico. Una carta en la que decía que “se va a elaborar una Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad en la Región que será la más avanzada, la más moderna y la más garantista” para proteger a las personas con discapacidad. Bienvenida sea esa norma si no se queda en papel mojado para sacar un titular con el que tapar la ineficacia de unas políticas sociales que los socialistas han manoseado hasta la náusea. García Page estuvo cuatro años utilizando políticamente a los dependientes, a los mismos que dejaron sin presupuesto y abandonados cuando gobernaron y obviando que tuvo que ser el Gobierno presidido por Cospedal de 2011 a 2015 el que aportase los 130 millones necesarios para pagar las ayudas y prestar los servicios puestos en riesgo tras los anteriores años de gobiernos despilfarradores del PSOE. También es necesario recordar que fue en 2014 cuando se aprobó en Castilla-La Mancha la Ley de Garantías para las Personas con Discapacidad bajo la presidencia de María Dolores Cospedal. Una ley que se elaboró para garantizar la igualdad de oportunidades, la no discriminación y la inclusión de las personas con discapacidad de acuerdo con lo previsto en la legislación nacional y la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad. Logró asegurar la transversalidad de las políticas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que afectan a las personas con discapacidad y establecer los principios para la protección de los derechos de las personas con discapacidad en el ámbito de nuestra región. Sorprende por tanto este nuevo anuncio de Page, tras más de dos años y medio de gobierno. Más de dos años y medio en los que hemos podido ver que incluso la Plataforma de la Dependencia ha nominado a Page al premio “gente sin alma”. Y sorprende más cuando ya la viene pregonando desde el pasado mes de junio y la nueva ley anunciada no puede ser más que un desarrollo de la vigente norma aprobada en 2014, como ya he dicho más arriba. No debería estar permitido hacer política ni con los sentimientos ni con las personas que sufren.

También hace unos días, el 5 de diciembre, el Diario Oficial de la región publicaba una resolución convocando ayudas para sufragar los gastos de las personas con discapacidad entre noviembre de 2016 y diciembre de 2017. Sucede que cuando esta convocatoria se resuelva, ya estaremos en 2018. El truco está en querer hacer pasar estas ayudas como si fueran de 2017, pero solo podrá hacerlas efectivas y pagarlas con el presupuesto de 2018. Este es el tipo de triquiñuelas que no se pueden consentir y, por supuesto, de esto no habla en su escrito para conmemorar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Un día en el que se debería hacer más y prometer menos.

 

Inmaculada, Patrona de España y de su Infantería

Publicado el 7 Diciembre de 2017 en CULTURA DE DEFENSA, General, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Hoy es 8 de diciembre y en las unidades y acuartelamientos del Arma de Infantería desde Melilla hasta Oviedo, desde Ronda hasta Palma de Mallorca, desde Badajoz hasta Canarias y, en definitiva, en cualquier punto de España o del extranjero donde se encuentre desplegado un Infante, se celebrará la Patrona del Arma, la Inmaculada Concepción. Pero si hay un lugar donde esa celebración tiene una significación especial es en Toledo, sede de la Academia de Infantería, donde se forjan los futuros oficiales y suboficiales del Arma.

Este año la celebración será especial porque se da la circunstancia de que se celebran 125 años desde la proclamación oficial de la Inmaculada Concepción como Patrona del Arma de Infantería en el año 1892, si bien desde 1585 ya era venerada  como tal por nuestros Tercios Viejos, los antecedentes de las actuales unidades de la Infantería española. El conocido como “Milagro de Empel” se considera como el antecedente del nombramiento de la Inmaculada Concepción como Patrona de la Infantería Española, pero no se oficializaría  hasta algo más de trescientos años después, una vez que la Bula Pontificia «Ineffabilis Deus» del 8 de diciembre de 1854 proclamase como Dogma de Fe católica la Concepción Inmaculada de la Virgen Santísima. Algunos años más tarde, el 12 de noviembre de 1892 a solicitud del Inspector del Arma de Infantería del Ejército de Tierra, por Real Orden de la Reina Regente Doña María Cristina de Habsburgo-Lorena, se declara Patrona del Arma de Infantería a Nuestra Señora la Purísima e Inmaculada Concepción. Por ello hoy en la Plaza de Armas de la Academia toledana se celebrará el acto militar central de la Infantería española en honor a su Patrona.

La historia de la formación militar de los infantes se remonta hasta 1850 con la creación del Colegio de Infantería, pero tras algunas vicisitudes es en septiembre de 1948 cuando los Caballeros Alféreces Cadetes del Arma retornan a la Ciudad Imperial, alojándose en el actual recinto académico construido en terrenos de la margen izquierda del tajo, dando frente a su antiguo solar, el Alcázar toledano destruido completamente durante la Guerra Civil. En 1974 se determina la fusión de la Academia con la Escuela de Aplicación y Tiro de Infantería, conservándose el nombre de Academia de Infantería hasta nuestros días. Aquí se conservan las tradiciones de la Infantería española pero es un centro de estudios moderno adaptado a las nuevas tecnologías, las últimas investigaciones y los más sofisticados materiales que forman parte de los planes de estudios, para que todos aquellos que pasan por sus aulas se encuentren a la altura del resto de ejércitos de nuestro entorno. La Academia de Infantería depende del Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército a través de su Dirección de Enseñanza. Como hemos dicho es el centro docente militar responsable de impartir las enseñanzas necesarias para la formación y perfeccionamiento del personal militar de Infantería. Actualmente se imparte el quinto curso a los oficiales, que realizan los cuatro cursos anteriores en la Academia General Militar de Zaragoza. También se imparte formación a los suboficiales que realizan el resto de su período formativo en la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn (Lérida). Además en la Academia se realizan los siguientes cursos: curso avanzado de unidades acorazadas y mecanizadas para oficiales, curso de instructor avanzado de tiro de unidades acorazadas y curso de instructor de tripulaciones. En el acuartelamiento de la Academia se encuentran también un centro de comunicaciones, la Escuela Central de Educación Física, la Residencia Militar y anexo al acuartelamiento se encuentra el campo de maniobras y tiro ‘Los Alijares’. Sin duda hoy será un gran día en la Academia y cuando resuene su himno todos recordaremos que, en momentos de tribulación, siempre nos quedará la fiel Infantería.

 

Larga vida a la Constitución de 1978

Publicado el 3 Diciembre de 2017 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Esta semana se conmemora el 39 aniversario de la Constitución Española, la más longeva de la historia del constitucionalismo español. Fue el 6 de diciembre de 1978 cuando el pueblo español, con un 88% de los votos, dio su respaldo al proyecto de Constitución aprobado por las Cortes Generales, elegidas democráticamente el 15 de junio de 1977. Con ejemplar responsabilidad y sentido constructivo, los españoles nos dotamos de una norma constitucional que proclama en su artículo 1 el principio fundamental de nuestro sistema de convivencia política, al afirmar que “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. El amplio consenso entre las fuerzas políticas de la época, tan dispares en sus planteamientos ideológicos previos, son la mejor prueba de la enorme generosidad de todos en aras a lograr el acuerdo, defender el bien común y superar los enfrentamientos del pasado, remando todos en la misma dirección, con el fin de convertir a España en una democracia moderna, reconociendo además, el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas, tal como proclama el artículo 2. Los esfuerzos por buscar puntos de confluencia y la capacidad de anteponer el sentido de Estado a las legítimas aspiraciones de los partidos políticos dieron como fruto una Constitución que ha permitido a España consolidar su régimen democrático y progresar en todos los ámbitos: crecimiento económico, desarrollo social, igualdad y pluralismo. Una altura de miras que muchos ciudadanos echan en falta en algunos partidos políticos actuales, que anteponen sus intereses de partido por encima del interés general. De hecho, ante una moción del Grupo Popular en el pasado pleno, que solo buscaba un posicionamiento a favor de realizar actos conmemorativos durante 2018 para festejar debidamente los 40 años de vigencia de la Constitución el Grupo Ganemos, no se si influenciados por PODEMOS, decidió votar en contra.

2. LA CONSTITUCIÓN DE Gabriel Cisneros (UCD) José Pedro Pérez Llorca (UCD) Miguel Herrero de Miñón (UCD) Miguel Roca (Minoría catalana y PNV) Manuel Fraga (AP) Gregorio Peces Barba (PSOE) Jordi Solé Turá (PCE) Los padres de la Constitución.

Releo en estas fechas un largo artículo de don Manuel Fraga, uno de los Padres de la Constitución, titulado “Proyecto España” y que se publicó originariamente el 15-II-1991 en ABC. Decía don Manuel que: “El consenso de los años 70 tuvo tres bases, todas importantes. La primera fue arreglar las cosas por las buenas y no por las malas como tantas otras veces en nuestra Historia. La segunda fue decir que no, con garantías, a determinadas fórmulas que determinados sectores del país rechazaban; por eso se pusieron tantas garantías procesales y de control de la Constitución. La tercera fue el establecimiento de normas parlamentarias y democráticas como método para adoptar decisiones políticas”. Entre esas garantías procesales y controles se encuentran artículos como el 155 que quizá los “Padres de la Constitución” no pensaron que algún día, 39 años después, se tendría que activar. En el mencionado artículo del ABC Fraga también abogaba por una España múltiple y plural. “Nos podemos permitir el lujo (decía Fraga) de ser a la vez españoles y gallegos, españoles y catalanes, y así sucesivamente. Somos una realidad indestructible, hecha de partes autónomas también indestructibles”. A ver si algunos se aplican el cuento.