0

1 de mayo, Día del Trabajo

Publicado el 1 Mayo de 2017 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

 “Mayo, mayo, mayo bienvenido seas”, como dice uno de los tradicionales mayos manchegos que anoche pudimos escuchar junto a las cruces. Cruces que durante estos días proliferan por nuestra ciudad, rememorando una bonita tradición que cada año se retoma con más fuerza. Lejos de ser una tradición anticuada, en el caso de las cruces instaladas por hermandades de Semana Santa, son los más jóvenes, encuadrados en sus “grupos jóvenes”, los que se han encargado de confeccionar la cruz. Hermandades como el “Ecce Homo” (Pilatos), Nuestra Señora de la Soledad, el Prendimiento, el Descendimiento o la Dolorosa de Santiago,  han instalado cruces de mayo que recomiendo que se visiten. También las que ponen las asociaciones más tradicionales de nuestra ciudad cuentan con el apoyo de numerosos jóvenes, lo que da muestra del apego por las tradiciones de Ciudad Real. Labor de todos es mantener vivas esas tradiciones y labor del Ayuntamiento fomentarlas. Pero además hoy es 1 de mayo. Se celebra en casi todo el mundo el Día Internacional del Trabajo. Un día surgido para conmemorar la lucha por la mejora de las condiciones laborales, iniciado en Chicago a finales del s XIX. También el  1 de mayo la Iglesia celebra la Fiesta de San José Obrero, patrono de los trabajadores, fecha que coincide con el Día Mundial de Trabajo. Felicidades también al laborioso barrio de Larache y a sus vecinos, que hoy están festejando a su patrón. Desde aquellos tiempos hasta los actuales se ha avanzado mucho en derechos para los trabajadores. En su momento, durante la transición y primeros años de la democracia, los sindicatos jugaron un papel fundamental y fueron un buen instrumento para los trabajadores. En estos momentos considero que su actuación está bastante devaluada y la percepción que muchos trabajadores tienen de ellos es que están demasiado influenciados por su vinculación a partidos políticos de izquierda, y eso puede hacerles perder su independencia y su objetividad en muchos momentos. Ejemplos podría poner muchos, pero me basta con recordar las palabras de Lenin cuando decía “que el sindicato es y debe ser una escuela de comunistas”. Algunos la siguen aplicando a rajatabla pese a la evolución de los tiempos.

La situación laboral en el Ayuntamiento de Ciudad Real es de “calma tensa”, como me reconocía hace unos días un representante sindical. El Equipo de Gobierno de Pilar Zamora accedió al sillón de alcaldía con un carro de promesas para los trabajadores y esas promesas se están materializando poco y mal, y para colectivos muy concretos, obviando a la generalidad de los trabajadores. Su gran obra de legislatura en materia de personal serán los almacenes municipales. Un edificio que se va a llevar una ingente cantidad de recursos públicos, pero que no soluciona otros problemas más acuciantes. El fracaso de las remunicipalizaciones también tiene su reflejo en las tensiones laborales que se producen y se pueden producir en el futuro. Es imperativo que de una vez por todas se zanje esta cuestión y los problemas generados por el PSOE y GANEMOS entre los trabajadores afectados. Están jugando con el futuro de muchos trabajadores y de sus familias, que ven con incertidumbre cómo su estabilidad laboral puede depender de una decisión tomada en un despacho del Ayuntamiento sin luz ni taquígrafos. También determinados colectivos del Ayuntamiento se sienten ninguneados por el equipo de Gobierno de Pilar Zamora cuando ven cómo en algunos servicios, con aumento de cargas de trabajo puntuales, se premia a los trabajadores con productividades y aumentos en los complementos, mientras que otros servicios igual de sobrecargados no reciben esos beneficios. Una materia, la de personal, que requeriría de una directriz clara que hasta el momento desconocemos. Son frecuentes las reuniones entre el concejal del área, los concejales de GANEMOS y algunos sindicatos del Ayuntamiento. Para el Grupo Popular y para la mayoría de los trabajadores municipales el contenido de esas reuniones es secreto. En pleno siglo XXI esta no debería ser la forma de actuar en materia laboral y de Recursos Humanos. Si el Ayuntamiento funciona es por sus trabajadores, por eso hoy, en el Día Internacional del Trabajo, quiero trasladarles a todos mi afecto y mi felicitación sincera y deseo que se valore el trabajo y la aportación de todos, independientemente del servicio en el que trabajen.

Deja un comentario