0

Pedro Sánchez y su Gobierno para la foto

Publicado el 9 junio de 2018 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

¡Habemus Papam! Tenemos Papa, anuncia gozoso el cardenal protodiácono cuando se produce el feliz acontecimiento tras la fumata blanca. ¡Tenemos Gobierno! gritan con igual gozo los periodistas y otros sesudos analistas de la realidad. Un Gobierno “mediático” que solo con la inercia podría llegar fácilmente a las elecciones de 2020, fruto de la buena herencia económica recibida. Todo ello si le dejan sus socios, claro. Un Gobierno que según la edición de “Cinco Días” del pasado viernes  “no subirá los impuestos, por ahora”, subráyese ese “por ahora”. Lo que no dice es que ese Gobierno costará a los españoles un 30% más que el de Rajoy. Un Gobierno que dice que “corregirá” la reforma laboral, afirmación que es para echarse a temblar. Con los datos que vamos conociendo del paro y del mercado laboral en España, que son los mejores desde 2008 en buena medida gracias a esa reforma laboral, pues qué quieren que les diga. También dice la prensa que el nuevo Gobierno dará prioridad a la igualdad y a las iniciativas sociales. La realidad es que otros diciendo menos hacemos más y si no y por poner solo un ejemplo fíjense en los datos de desahucios que han bajado gracias a las medidas tomadas por el Gobierno de Rajoy frente a las que tomó Zapatero que perseguían lo contrario, agilizar los desahucios. Ahí están las hemerotecas. Pero los progresistas son ellos. EL PAÍS recoge que el Gobierno quiere medidas de impacto. Se les acaban los adjetivos para calificar al Gobierno de Sánchez: progresista, profesional, técnico, de prestigio…

pero es EL CORREO el que se desmelena con un titular tremendo: “El Gobierno más feminista de Europa”. Habiéndolo publicado cuando aún no había echado a andar el Gobierno supongo que se refería exclusivamente al hecho de que haya más mujeres que hombres, como si ello diera ya el sello de feminista. O si ello fuera una garantía de lucha por una igualdad real. Algunos en el colmo del paroxismo han dicho que España es más feminista que Suecia, un país pionero en la lucha por los derechos de las mujeres, reconocido por su alto nivel de participación femenina en la vida laboral. Sin embargo en el parlamento, la presencia femenina es del 45%, y en el gabinete del primer ministro Stefan Löfven hay paridad entre hombres y mujeres, según datos del propio Gobierno, es decir, no hay más mujeres que hombres. No ha empezado a gobernar y ya le han comprado la moto de que es más feminista que Suecia. Lo que sí sabemos es que Carmen Calvo, la vicepresidenta de la que dependerán las políticas de igualdad, fue una de las que posó en la revista VOGUE junto a todas las ministras de Zapatero con diversos modelos de traje y profusión de pieles de animales, reportaje que suscitó un gran revuelo político y grandes críticas de sectores de la izquierda y feministas. Su conciencia feminista le jugó una mala pasada y no la avisó a tiempo del error. Hay quien está basando sus análisis mirando de forma global al nuevo Gobierno, como un todo. Pero el Gobierno lo componen personas y coincido con el politólogo y presidente de “Acreditra”, Fran Delgado,  que en su blog de análisis “Where´s my mind?” describe una teoría en relación al efecto que se produce cuando los sujetos (hombres o mujeres) son más atractivos cuando se observan colectivamente que si se hace de manera individual. Algo así ocurre cuando uno analiza el Gobierno nombrado por Pedro Sánchez. Se trata de un Gobierno que si se mira de manera global se obtiene una apreciación distinta que si se hace observando a sus componentes uno a uno. Y desde luego no es mejor que el de Rajoy. ¿Es la juez Margarita Robles mejor que la Abogada del Estado Cospedal? ¿Es la funcionaria europea Calviño mejor que el funcionario europeo Escolano? ¿O el juez Grande-Marlaska mejor que el juez Zoido? Tendrán que demostrarlo, pero apuesto a que no son mejores. El ser del PSOE no les hace mejores aunque el marketing les funcione mejor. De momento la primera medida de impacto que hemos conocido y que es una desvergüenza porque supone empezar a pagar el peaje a los independentistas, ha sido que levantan el control financiero a Cataluña de forma que puedan seguir dedicando recursos del Estado a pagar sus delirios separatistas. Sin duda este Gobierno será peor para España.

Deja un comentario