0

El Ayuntamiento de Ciudad Real no emprende

Publicado el 23 junio de 2018 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

El pasado sábado tuve la oportunidad de asistir a una interesante jornada organizada por Nuevas Generaciones del Partido Popular. Una jornada sobre emprendimiento y autoempleo muestra del interés de los jóvenes por su futuro laboral. Desde el Partido Popular de Ciudad Real siempre hemos apoyado a los emprendedores y hemos puesto las condiciones para ayudar a todo aquel que quería poner en marcha un proyecto empresarial. El Ayuntamiento de Ciudad Real creó en 2003 un órgano pionero en Castilla-La Mancha, el IMPEFE. Un Organismo Autónomo que entre sus funciones tiene reconocida la promoción económica de Ciudad Real, el empleo y turismo. Dentro de esa actividad fundamental de promoción económica, se crearon subvenciones para el fomento empresarial. Sólo en la última legislatura de Rosa Romero al frente del Ayuntamiento (2011-2015), se subvencionaron 117 empresas con un importe total de 264.995 euros, subvenciones destinadas a poder sufragar los gastos derivados de las inversiones iniciales, necesarias para poner en marcha esos proyectos empresariales. En el último presupuesto del Partido Popular, en 2015, la partida presupuestaria destinada a este fin era de 90.000 euros, frente a los 45.000 euros del último presupuesto de 2018 aprobado por PSOE y GANEMOS. Ahí se ve quién apuesta por la generación de empresas y empleo y quien no. Se puso en marcha un programa de tutelaje empresarial, por el que las empresas interesadas que se inscribieron recibieron de forma gratuita técnicas de gestión comercial, financiera y marketing, además de tutorías personalizadas a cargo de profesionales con experiencia. Además siempre se colaboró con todos aquéllos agentes e instituciones que tenían algo que decir en materia de emprendimiento, como es el caso de la Asociación de Jóvenes Empresarios. Con ellos se trabajó para la creación y puesta a disposición del Vivero de Empresas, un centro moderno y perfectamente equipado, a un precio más competitivo que en el mercado, para que los jóvenes puedan tener más facilidades a la hora de iniciar la actividad empresarial. La construcción y puesta en marcha de este centro supuso una inversión de 2.200.000 euros. Además se firmó un convenio para realizar actividades conjuntas en torno al fomento del emprendimiento, porque desde el Partido Popular siempre hemos creído en los jóvenes. Pero también apostamos en su momento por la igualdad de oportunidades y se creó un “Distintivo de Calidad Empresarial” para aquellas empresas de Ciudad Real que implantaran políticas de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, conciliación y responsabilidad empresarial.

Ahora la realidad es distinta. El Ayuntamiento de Ciudad Real se ha estancado en esta materia. La mencionada rebaja en la partida de subvenciones ha hecho que si en 2016 fueron ochenta y nueve los autónomos que se beneficiaron de ellas, en 2017 han sido solo cuarenta y seis, según los datos del propio Observatorio de Empleo del IMPEFE. Pero es que Ciudad Real obtuvo en 2016 una subvención de diez millones de euros provenientes de fondos europeos para poner en marcha una estrategia de desarrollo urbano sostenible (EDUSI) que contenía medidas en estas materias y a día de hoy no se ha puesto en marcha ni una sola iniciativa que redunde en beneficio de los emprendedores y de los autónomos. En estos tres años de legislatura hemos realizado propuestas como la de crear una oficina de captación de empresas e  inversiones, propuesta que ha sido rechazada. También hemos pedido reiteradamente la puesta en marcha de un marco fiscal favorable para las empresas que rebaje su carga fiscal, otra medida que ha caído en saco roto. Pero lo más grave de todo es que nada más llegar al Gobierno municipal el PSOE renunció a una subvención ya concedida de 800.000 euros para “SmartCities”. Un proyecto de ciudades inteligentes que contemplaba la puesta en marcha de lo que se iba a llamar “Plan Ciudad Real techcity”, un plan estratégico para impulsar proyectos de alto valor tecnológico, aprovechando el conocimiento y experiencia de la Universidad de Castilla-La Mancha en I+D+I y de empresas de este sector radicadas en Ciudad Real, a través de la firma de un convenio con el Ayuntamiento. Todo ello hubiera posibilitado convertir a Ciudad Real en un referente en Castilla La Mancha en la creación de proyectos tecnológicos y en la creación de empleo de calidad. Sin duda estos tres años que ya llevamos de legislatura están suponiendo un freno en lo que a colaboración con empresas y emprendedores se refiere y por tanto se está perjudicando la creación de empleo y de autoempleo en nuestra ciudad.

Deja un comentario