0

De Morenés a Cospedal: logros y retos del Ministerio de Defensa

Publicado el 6 noviembre de 2016 en General, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

TOMA POSESION MARIA DOLORES DE COSPEDALTras el anuncio de la composición del nuevo Ejecutivo por parte del presidente Rajoy, los focos mediáticos se fijaron rápidamente en la cartera de Defensa que  recae en María Dolores Cospedal. Abogada del Estado, secretaria general del PP y con amplia experiencia en la gestión, avalada con éxitos. Su labor como presidenta de Castilla-La Mancha consiguió salvar a la región de la situación de quiebra heredada de anteriores gobiernos socialistas que durante casi treinta años situaron a Castilla-La Mancha en el furgón de cola de las regiones españolas. Los que la conocemos podemos dar fe de su capacidad de trabajo y de dialogo, de su liderazgo y de su generosa dedicación al servicio público, una dedicación que se condensa en sus primeras declaraciones tras conocerse su nombramiento y en las que mostró su agradecimiento por poder servir a España junto a los miembros de las Fuerzas Armadas.

Llega al ministerio en un momento en el que fruto de la situación geopolítica y geoestratégica del mundo, los conceptos de Defensa y de Seguridad ya no se entienden el uno sin el otro. Por ello es necesario que un país como España disponga de unas Fuerzas Armadas que respondan a los retos del momento y aporten seguridad y defensa al país. Morenés entendió la necesidad de que nuestras Fuerzas Armadas (FAS) dispusieran de una serie de capacidades, muchas de ellas nuevas o en transformación, para acometer con solvencia los retos venideros. Capacidades como la educación y formación del personal de las FAS. Hay que formar verdaderos líderes a todos los niveles, desde los jefes al mando de las operaciones hasta los soldados. Disponer de un grado de alistamiento (disponibilidad y capacidad operativa) que pueda ejercer el necesario grado de disuasión para cumplir con los planes de contingencia. Interoperabilidad entre todos los medios, no sólo los de las FAS, sino también de todos los actores que podrían intervenir en un conflicto (otros ministerios, agencias, ONG,s, etc.). Todo esto sin olvidar el conjunto de valores e ideales que adornan a nuestras FAS.

Junto al JEMAD, almirante general Fernando García Sánchez, Morenés tuvo entre sus prioridades la creación de “Fuerzas Conjuntas”, como modo de racionalizar y hacer más eficaces algunos cometidos. Así, en la pasada legislatura se creó el Mando Conjunto de Operaciones Especiales. La creación del MCOE es un paso muy importante en la coordinación de las distintas unidades militares de operaciones especiales que posee España. Está previsto que este Mando complete su capacidad operativa a finales 2016. El primer reto para María Dolores Cospedal en este campo será en 2018, cuando el Mando Conjunto de Operaciones Especiales español lidere el Mando del Componente de Operaciones Especiales de la NATO Response Force (NRF), un papel que ya cumplió el MOE del Ejército de Tierra en las rotaciones de 2009-2010 y 2012. Sólo Estados unidos, Italia y España han ostentado ese mando en más de una ocasión, lo cual da una idea del nivel de nuestras unidades de operaciones especiales, de nuestros “boinas verdes”. También es digno de señalar como logro la creación del Mando Conjunto de Ciberdefensa, órgano responsable del planeamiento y la ejecución de las acciones relativas a la ciberdefensa en las redes y sistemas de información y telecomunicaciones del Ministerio de Defensa, así como contribuir a la respuesta adecuada en el ciberespacio ante amenazas o agresiones que puedan afectar a la Defensa Nacional. En la actualidad los campos de batalla también se encuentran en el ciberespacio y hay que estar preparados.

Algunos asuntos que al ministro Morenés no le ha dado tiempo a cerrar, sobre todo asuntos relativos a personal de tropa y marinería y también otros que afectan a colectivos como los suboficiales, serán temas que las distintas asociaciones profesionales de los miembros de las FAS, integrantes del Consejo de Personal, pondrán encima de la mesa rápidamente.

Desde el punto de vista de la normativa, quizá sería conveniente abordar en esta nueva legislatura  la aprobación de una nueva Directiva de Defensa Nacional, en vigor desde 2012. El escenario estratégico de la Defensa se mueve muy deprisa. Sin que hubiera entrado en vigor la Estrategia Española de Seguridad elaborada durante 2010 (lo haría en julio de 2011) los cambios derivados de la “primavera árabe” modificaron el escenario de riesgos que contenía esa Estrategia. España se convierte en puerta de Europa y del Mediterráneo y nos coloca en primera línea frente a las amenazas y riesgos que llaman a esas puertas desde el Sahel y el norte de África. Terrorismo islámico, tráfico de drogas y de personas…son realidades a las que hay que hacer frente ya que el Mediterráneo es un mar “demasiado estrecho para separar…” en palabras de Bichara Khader *

También habrá que estudiar las actuales misiones en el exterior de nuestros militares. Desde la, en la actualidad simbólica misión en  Bosnia-Herzegovina, pasando por EUTM-Somalia, Active Endeavour, Ocean Shield, Líbano (FINUL), EUTM-Malí, Apoyo a Irak, hasta el Destacamento Marfil del Ejército del Aire (Malí). Todas sin excepción son un espejo en el que mirar las capacidades de nuestros militares y una forma de comprender el cariño y la admiración que suscitan también fuera de nuestras fronteras. Esas misiones han ayudado a cimentar el alto prestigio que tienen nuestras tropas y que consolidan la vocación internacional de las FAS como elemento relevante de la acción exterior del Estado.

Para finalizar, otro asunto espinoso será el presupuestario, máxime en un escenario político como el actual. Estamos a años luz de los presupuestos de defensa que se manejan en países aliados de nuestro entorno como Francia, Alemania o Gran Bretaña. Si queremos ser consecuentes con nuestros compromisos con la OTAN deberíamos llegar al menos al 2% del PIB. El gasto per cápita en Defensa de España se situó en 270 dólares, según la estadística oficial de la OTAN. La media europea se sitúa en 449 dólares, con británicos gastando 891 dólares y los franceses 754 dólares cada uno. En el caso de Estados Unidos la cifra se dispara hasta los 1.917 dólares. Italia (364 dólares por habitante) y Portugal (279) se sitúan inmediatamente por encima de nuestro país, pero también por debajo de la media continental. Por otro lado, el Ministerio de Defensa también debe colaborar junto al resto de ministerios, en el cumplimiento de los objetivos de déficit marcados por el Gobierno de España. Pero sin olvidar otro objetivo no menos importante como es el mantenimiento de las capacidades operativas de nuestras Fuerzas Armadas. Espero que el resto de partidos que tienen que apoyar el próximo presupuesto no se dejen llevar por el “antimilitarismo” y sean conscientes de que las amenazas y riesgos que nos acechan requieren de presupuesto para poder combatirlas eficazmente. En definitiva, un reto apasionante para Cospedal que estoy seguro solventará con la eficacia que siempre ha caracterizado su gestión.

Publicado el 4 de Noviembre de 2016 en www.estrelladigital.es

Deja un comentario