Pilar Zamora legaliza el botellón

Publicado el 11 noviembre de 2018 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

La Tribuna de Ciudad Real

Cuando durante el pasado pleno el Grupo Popular presentó una moción en la que se pedía que se creara una mesa de trabajo para el estudio del problema del botellón, poco nos podíamos imaginar que estábamos a pocos días de la legalización de esta práctica perniciosa en nuestra ciudad. Pedíamos la creación de esa mesa, explicábamos, porque ya son muchos los años en los que se está mirando para otro lado ante un fenómeno que perjudica la salud de nuestros jóvenes y que lleva aparejados otros problemas como la suciedad y el ruido. El PSOE y GANEMOS/PODEMOS votaron que no a esta sencilla propuesta y cual fue nuestra sorpresa cuando el pasado martes nos enteramos que el Ayuntamiento ha mantenido una serie de reuniones con la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Ciudad Real, reunión que éstos valoran muy positivamente, porque según ellos abre una vía de diálogo con el Ayuntamiento de Ciudad Real que “tiene la intención inminente y decidida de mitigar este serio problema en la capital”. El presidente de la Asociación abunda en la idea cuando dice que “nuestro objetivo es erradicar estas prácticas, pero si no es posible porque están muy arraigadas, minimizarlas”. Parece ser que en esas reuniones le explicaron a Pilar Zamora que ya existen precedentes de ciudades que han limitado por decreto el botellón como Albacete y Granada, un ejemplo que podría seguir nuestro ayuntamiento, “acotando el tiempo de duración y los días”. Yo no estaba en la reunión (porque no se cuenta con el Grupo Popular), pero me imagino a la señora Zamora sonriendo y apuntando con diligencia en su libreta las propuestas de la asociación de hostelería. Los representantes de hostelería salieron contentos de esa reunión, porque se creyeron las palabras de la primera autoridad municipal. ¿Cómo les iba a mentir en su cara? Posteriormente el Ayuntamiento se reunió con representantes de los colegios afectados, profesores y Ampas, y más o menos se comprometió a lo mismo, así como a mejorar la seguridad y limpieza de la zona. Pues después de todo esto nos enteramos que el viernes la señora Zamora, firma un decretazo por el que se autoriza el consumo de bebidas alcohólicas en esta zona de la capital. Sin contar con nadie, sin pasar por ningún órgano del Ayuntamiento, al amparo de la Ordenanza Reguladora de la Convivencia y el Ocio en el término municipal de Ciudad Real, se autoriza el consumo de bebidas que realiza la juventud en sus concentraciones de ocio en el recinto acotado en calle Echegaray los jueves, viernes, sábados y domingos, así como vísperas de festivos de 23.00 a 4.00 horas. Inmediatamente la Asociación de Hostelería ha emitido un comunicado en el que ha mostrado su “total oposición” al decreto ya que se trata de una decisión adoptada “unilateralmente” y el horario es “una clara imposición lesiva al sector”. O sea, que los han engañado como a un chino (con perdón). Y yo me pregunto: ¿De verdad se habían creído que el PSOE y GANEMOS/PODEMOS tenían intención de poner solución a este problema? ¿No les pareció extraño que votaran que no a nuestra propuesta de crear una mesa de debate? Desde el Grupo Popular seguimos abiertos a trabajar con cualquiera de, de buena voluntad, quiera sentarse a hablar con nosotros para intentar atajar un problema que pone en riesgo la salud de nuestros jóvenes y que degrada ambientalmente nuestra ciudad.

Cuando ultrajar la bandera se considera un chiste

Publicado el 4 noviembre de 2018 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Cuando gobierna la izquierda España se crispa. O mejor dicho, los que gobiernan crispan a la sociedad ya que, según ellos, la tensión les da votos. Piensan que mientras nos tengan entretenidos con esto no reparamos en la ineficacia de su gestión, en la subida del paro y de la prima de riesgo, en la subida de impuestos que nos van a clavar y en el estancamiento de la economía. Lo que pasa es que a veces se pasan de frenada y la cuerda se rompe. Hace unas semanas la ultraizquierda socia de Chávez y Maduro, consiguió que el Congreso de los Diputados aprobase admitir una proposición de ley para revisar o eliminar algunos artículos del Código Penal como las injurias a la Corona, el ultraje a España o la ofensa a sentimientos religiosos, una iniciativa que ha respaldado el PSOE, ERC, PNV, PDeCAT y Compromís. El texto está ahora en el proceso de presentación de enmiendas pero una de sus intenciones es clara: que el ultraje a España y a sus símbolos les salga más barato a los ofensores. Centrándonos en el ultraje a España, las ofensas o los insultos, ya sean de palabra o por escrito a España, a sus Comunidades Autónomas o a sus símbolos, como las banderas o los himnos, son castigados con una pena de multa de siete a doce meses, según el artículo 543 del Código Penal. Los podemitas quieren “suavizar” esta pena porque según ellos este delito “ataca” la libertad de expresión y no supone un “ataque contra la patria”. No nos extraña en un grupo que quiere derogar la Ley de Seguridad Ciudadana, que protege a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, o que quiere derogar la prisión permanente revisable para hacer más llevadero el día a día de los asesinos, terroristas y violadores no rehabilitados. Sí nos extraña en el PSOE. ¿De verdad que todo vale para mantenerse en el sillón? ¿De verdad que no quedan socialistas honrados que alcen la voz? ¿Cuál será el siguiente paso de Sánchez Castejón para seguir viviendo en un palacio y seguir paseando a la familia en el avión oficial? ¿Indultar a los golpistas catalanes? ¿Hasta cuándo vamos a consentir tanta ignominia? A estas alturas yo creo que a nadie se le escapa ya que el partido chavista de España lo que quiere es romper el Estado desde dentro y para eso siempre se ha de tener la colaboración de traidores locales, en este caso los actuales dirigentes del PSOE y sus allegados. Solo así se entiende que en determinados canales de televisión se ofenda día sí y día también los sentimientos de la mayoría de los españoles. El último capítulo, el protagonizado por un colaborador del programa “El Intermedio”, es el penúltimo ataque a nuestros símbolos disfrazado de humor y de libertad de expresión. Yo me pregunto ¿los que aplauden la “gracia” de sonarse los mocos con la bandera, también aplaudirían un chiste sobre inmigrantes? Es que no a todo el mundo le hacen gracia las mismas cosas y lo que parece claro a tenor de las reacciones de miles de personas a un comentario en mi muro de Facebook es que esta vez se han pasado de frenada con el ultraje a nuestra bandera. Es verdad que se había hecho más veces, pero quizá es que ya estamos hartos. Por cierto los mismos que se ríen de la bandera y de nuestros símbolos son los que gobiernan también en la capital. Tras la sonrisa de Pilar Zamora están las mismas ideas de sus jefes de Madrid, porque siempre que desde el PP hemos llevado alguna iniciativa a favor de la Constitución, de la bandera de España o de la Guardia Civil, han votado en contra. Eso es lo que tenemos en Ciudad Real, que no se nos olvide a la hora de depositar el voto.

 

 

El PSOE y GANEMOS se van de botellón

Publicado el 27 octubre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

La Tribuna de Ciudad Real

Hay quien le atribuye a Napoleón la frase “lo difícil se consigue, lo imposible se intenta”. Yo escuché una versión más castiza de boca de un mando de la Legión española que arengaba a su bandera (aclaración para los legos en la materia: bandera en el sentido de batallón, no de bandera de España) en términos parecidos y les aseguraba que “lo difícil se consigue. Lo imposible se tarda un poco más, pero también se consigue”. En cualquier caso para el gran corso y para el teniente coronel legionario lo que estaba claro es que no se podía dejar de intentar acometer una empresa solo por el hecho de que ésta sea difícil o complicada. Y ahí está la diferencia entre los esforzados y los mediocres. Entre los que no se conforman con mantener una situación perniciosa y los acomodaticios que prefieren mirar para otro lado.

Durante el pasado pleno vivimos una situación difícil de explicar en relación a la polémica del botellón. El Grupo Popular presentó una moción que yo, ignorante de mí, pensaba que no generaría ninguna polémica y que sería apoyada por la izquierda gobernante. No pedíamos una barbaridad, no pedíamos un imposible, pedíamos que se creara una mesa de trabajo para el estudio del problema del botellón. Y lo pedíamos porque ya son muchos los años en los que se está mirando para otro lado ante un fenómeno que perjudica la salud de nuestros jóvenes y que lleva aparejados otros problemas como la suciedad y el ruido. La situación se está volviendo insostenible y hace unos meses la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería acudió a la Fiscalía para denunciar la actitud pasiva y tolerante del ayuntamiento ante este fenómeno anormal de beber en la calle. A mayor abundamiento, el pasado mes de abril el Congreso de los Diputados dio luz verde a las bases de una futura ley del alcohol para acabar con el botellón entre menores al aprobar, casi por unanimidad (creo que solo Ezquerra Republicana se opuso), el informe elaborado por la Comisión Mixta para el Estudio del problema de las Drogas, una comisión presidida por la diputada ciudadrealeña Carmen Quintanilla y que propone numerosas medidas educativas, sociales y sanitarias para acabar con el botellón y los comas etílicos entre nuestros jóvenes. Nosotros mismos reconocíamos en la moción que el problema no era nuevo y que es complejo, por eso pedíamos que se constituyera esa mesa de trabajo integrada por las partes implicadas entre las que necesariamente debía estar el Ayuntamiento de Ciudad Real, los grupos municipales, la Asociación de Empresarios de Hostelería, el Consejoven y la Junta de Comunidades, así como todo el que tenga algo que aportar o decir en este asunto. Esa mesa de estudio debería marcarse un calendario de trabajo que tuviera como objetivo redactar un acuerdo determinando los objetivos generales y concretos a perseguir, los compromisos a adquirir por cada parte, así como las medidas de seguimiento y evaluación a realizar. Pues bien, el PSOE y GANEMOS votaron que no. Que no se iba ni siquiera a intentar atajar el problema. Espero que no sea porque la mesa iba acompañada de la palabra “trabajo” y ya estamos demasiado acostumbrados a ver que son alérgicos a esa palabra. Es triste que los gestores públicos, aunque no hayan ganado las elecciones, miren para otro lado en un tema tan sensible. Al PSOE de la señora Zamora no les vamos a pedir la determinación de Napoleón ni el coraje de la Legión, pero lo que si le vamos a pedir es que mientras que estén cobrando como alcaldesa y concejales de nuestro ayuntamiento, se arremanguen y trabajen. Mirar para otro lado ante situaciones difíciles es de cobardes.

A falta de ideas, subir impuestos

Publicado el 20 octubre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Soy un firme defensor de la famosa frase de Sir Winston Churchill en la que decía que «Una nación que intente prosperar a base de impuestos es como un hombre con los pies en un cubo tratando de levantarse tirando del asa». Se puede estar más o menos de acuerdo pero no es menos cierto que, a veces, las circunstancias sobrevenidas, léase grave crisis internacional con componentes internos, hacen que algunas subidas de los mismos sean inevitables. Esos componentes internos pueden ser, por ejemplo, que un gobierno saliente te diga que te deja un déficit del 6% cuando en realidad era del 9%. O que no te diga que tienes facturas en los cajones por casi 10.000 millones de euros sin pagar. Esto no es ficción, es lo que pasó en España cuando el Gobierno de Mariano Rajoy ganó las elecciones y lo que se encontró Cospedal en Castilla-La Mancha. Se trata de situaciones que hacen que un gobierno se tenga que replantear sus prioridades para evitar el colapso económico, financiero y social del país. Al PSOE no le pasó lo mismo. Tanto en Ciudad Real, como en Castilla-La Mancha, como en España, cuando han ocupado los despachos sin ganar las elecciones se han encontrado un país con unas cuentas saneadas, con las facturas pagadas y en la senda correcta desde el punto de vista económico y de generación de empleo. Cuando en 1995 el Partido Popular llegó al Gobierno municipal se encontró con que los proveedores no querían servir al Ayuntamiento porque no cobraban, con facturas sin reconocer y sin pagar por valor de cientos de millones de pesetas de la época, con una deuda desbocada y con una ciudad anclada en el pasado y sin futuro. Fue difícil darle la vuelta a la situación pero se hizo. En cambio el PSOE se encontró todo en regla. Las facturas pagadas y dinero en el banco. Ahora vemos como se están reproduciendo conductas que nos pueden llevar a la situación anterior. Como se gasta en obras innecesarias mientras se desatienden las importantes. Como se descuida el mantenimiento general de la ciudad porque los operarios de mantenimiento se dedican a trabajar en otras cuestiones más del gusto del PSOE y de GANEMOS. Trabajos que les encargan sus jefes por supuesto y que realizan con entrega y profesionalidad pero mientras, se denuncian deficiencias que tardan semanas en ser atendidas y eso cuando hay suerte. Hoy vemos como la principal receta de los socialistas es subir impuestos.

En España, los autónomos serán el principal blanco de la voracidad fiscal de la izquierda. Y después todos los demás. Los que tenemos un coche diésel, da igual que sea un utilitario normalito, a esos nos van a crujir. Se va a poner el diésel más caro y más difícil de conseguir que la sangre de unicornio y además pueden estar fomentando indirectamente la delincuencia, porque en algún municipio de nuestra provincia ya se han dedicado hace unos días a reventar depósitos de vehículos aparcados en la calle para robarles el combustible. Como en un escenario apocalíptico al estilo de “Mad Max”. Esto es lo que trae el PSOE, miseria. Miseria del pueblo para seguir pagando los caprichos de Pedro Sánchez y para que mientras tú no puedes sacar tu coche del garaje, él pueda ir a un concierto en avión oficial. O pueda ir en helicóptero desde La Moncloa hasta Torrejón para evitar atascos. Mala gente la que dice una cosa y practica la contraria. También en Ciudad Real se han negado a llevar a Pleno las propuesta de Ordenanzas Fiscales para que no podamos plantear opciones de bajar impuestos y tasas. Una verdadera vergüenza que los que tanto hablaban de transparencia y participación se estén comportando así y gobernando la ciudad como su cortijo. Y eso que no ganaron las elecciones, si las llegan a ganar…

De Santa Teresa y otras cosas más mundanas

Publicado el 13 octubre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Hoy 15 de octubre la Iglesia festeja a Santa Teresa de Jesús, doctora de la Iglesia. Es Patrona de los escritores católicos, de los abogados y del cuerpo y tropas de Intendencia del Ejército de Tierra. Y en Malagón es “la Santa” a secas y ya no hay nada más que añadir. Felicidades a todos los que hoy celebráis este patronazgo y felicidades al pueblo de Malagón en su día grande. Sin duda el esfuerzo del equipo de Gobierno, presidido por su alcalde Adrián Fernández, ha puesto a Malagón en el mapa de las celebraciones teresianas. Su capacidad de trabajo ha hecho posible que Malagón haya sabido aprovechar las potencialidades que el turismo religioso en torno a Santa Teresa puede ofrecer a este  municipio. Comprendo que para los detractores de la Iglesia católica el hecho de que ésta venere y ensalce a mujeres que fueron ejemplo de vida, pueda desconcertarles. Para la catedrática Rosa Navarro Durán, experta en la vida de Santa Teresa, se trataba de una mujer única, excepcional, inteligentísima, con una personalidad inmensa y un carácter enormemente fuerte. Sin duda si Teresa de Cepeda y Ahumada, que así se llamaba, viviera hoy, sería científica o física según su biógrafa, debido a su inteligencia preclara.

Aunque si viviera hoy lo que probablemente estaría haciendo es lo que estamos haciendo todos los españoles. Enviando whatsapp con el vídeo de Sánchez y señora colocándose al lado de Sus Majestades en la línea de saludo del Palacio Real. La cosa no dejaría de ser una anécdota, de las muchas que hay sobre los fallos del protocolo, si no fuera porque ya hemos calado a Sánchez y señora y el afán de notoriedad y protagonismo que buscan siempre. Si viviera la gran Cecilia cantaría aquello de que quieren ser “la novia en la boda, el niño en el bautizo y el muerto en el entierro con tal de dejar su sello”. Para mí que lo grave no es que Pedro Sánchez se crea el Rey de España, allá él, para mí lo grave es que se crea presidente del Gobierno cuando nadie le ha votado. Bueno sí, le han votado los de PODEMOS, los proetarras de BILDU, los separatistas catalanes…lo mejor de cada casa vamos. Por eso no me extraña que a su llegada a la plaza de Lima el pasado 12 de octubre. Día de la Hispanidad, Sánchez recibiera el mayor abucheo que se recuerda a un presidente del Gobierno en un acto de estas características. Que conste que yo creo que debe primar el respeto institucional porque allí había embajadores, agregados militares de otros países aliados, periodistas extranjeros, turistas… y esos abucheos pueden proyectar una mala imagen de España el día que conmemora su Fiesta Nacional. Pero es que se los ha ganado a pulso. Precisamente unas horas antes de acudir a estos actos oficiales, los aliados de Pedro Sánchez, los que le han aupado a la presidencia del Gobierno, habían aprobado en el Parlamento autonómico de Cataluña una resolución para censurar al jefe del Estado y pedir la abolición de la Monarquía, por “caduca y antidemocrática”. Sánchez acudió al Palacio Real sin tener clara ninguna medida para neutralizar o suspender la iniciativa contra el Rey y los ciudadanos de a pie le abuchearon. Por eso y por más cosas. En cualquier caso le recomiendo leer a la gran mística española que fue Santa Teresa de Jesús. Seguro que encuentra sosiego y respuestas. Feliz día de Santa Teresa a los malagoneros, a las “maría teresas” y a los intendentes del Ejército de Tierra, que no se si alguno me estará leyendo desde Ruidera.

De Lepanto a la Hispanidad

Publicado el 11 octubre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Hace pocos días, el pasado 7 de octubre, se conmemoraba una efeméride que cualquier otro país menos desagradecido habría celebrado como se merece. Me da igual que no sea una cifra redonda. El hecho es que un 7 de octubre de 1571 tuvo lugar la batalla de Lepanto y casi nadie en España se acordó. Fue Antonio Machado el que dentro de su obra “Campos de Castilla”, plasmó como nadie el declinar del orgullo y el poderío español al escribir sus celebérrimos versos “La madre en otro tiempo fecunda en capitanes madrastra es hoy apenas de humildes ganapanes.” Nadie se acordó de D. Miguel de Cervantes, soldado de mar en esa épica batalla, quien la calificó como “la más alta ocasión que vieron los siglos pasados y presentes, ni esperan ver los venideros”. Eran tiempos de personas que lo daban todo por un ideal y por España.

Una España a veces maltratada, que hoy celebra su Día de la Fiesta Nacional. Una celebración que está regulada por la Ley 18/1987, de 7 de octubre cuyo artículo único indica: “Se declara Fiesta Nacional de España, a todos los efectos, el día 12 de octubre”. Es en la exposición de motivos donde explica que la fecha elegida, el 12 de octubre, “simboliza la efemérides histórica en la que España, a punto de concluir un proceso de construcción del Estado a partir de nuestra pluralidad cultural y política, y la integración de los reinos de España en una misma monarquía, inicia un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos”. Se trata del día que Colón descubrió América aunque la citada ley, promulgada bajo el gobierno de Felipe González, no ose citar este motivo por aquello de no enfadar a los que aún se seguían creyendo e incluso propagando la leyenda negra de España en América. Ese es el motivo de esta Fiesta Nacional de España, que históricamente se ha venido celebrando con distintos nombres. En primer lugar esta celebración se conoció como Día de la Raza hasta que en 1931, Ramiro de Maeztu, uno de los máximos exponentes de la Generación del 98, que había sido Embajador de España en Argentina en 1928 y 1929, abrió la revista “Acción Española” con un artículo titulado “La Hispanidad”, que se inicia así: “El 12 de octubre, mal titulado Día de la Raza, deberá ser en lo sucesivo el Día de la Hispanidad” Y esa fue la denominación de esta celebración durante el franquismo. Independientemente de cómo se la llame es bueno y útil celebrar este día. Y yo diría que hasta necesario en los tiempos que corren. Hay que sentirnos orgullosos de pertenecer a esta gran nación que es España con toda su riqueza y su diversidad cultural, lingüística y social. Orgullosos de haber nacido en un país que, como ha dejado escrito José Javier Esparza en su obra “la gesta española” ha salvado dos veces el modo de ser de Europa, la primera en la Reconquista y la segunda en Lepanto, aunque nuestros jóvenes lo ignoren. ¿Solo yo pienso que nuestros niños y niñas tienen que saber dónde está el golfo de Lepanto y que allí un día las aguas se tiñeron de sangre española? ¿Solo yo pienso que en la escuela se debe hablar, explicar y estudiar la gesta de la Reconquista? ¿Y la gesta del Descubrimiento de América? Además para rematar el día 12, por si no fuera lo suficientemente grande, también se celebra la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil. Creada en 1844 bajo el reinado de Isabel II, la puesta a punto de la Guardia Civil fue un modelo de rapidez y de diligencia y muy pronto empezaron a ganarse el afecto de la población, principalmente la rural, al ir terminando durante la década siguiente con las correrías de bandoleros míticos y otros delincuentes que hacían inseguros los caminos y campos de España.

Hoy, la Guardia Civil ha evolucionado con la sociedad. Las admirables tradiciones conservadas sufren el reto de las reformas necesarias. Hoy, junto al “Todo por la Patria” (que reflexionen algunos políticos el significado profundo de esta frase) la Guardia Civil se configura como una fuerza moderna capaz de seguir manteniendo la seguridad en nuestros pueblos, en nuestras carreteras y al mismo tiempo ser capaz de realizar con éxito misiones en el extranjero. Hoy, la Guardia Civil está mandada por profesionales altamente cualificados y compuesta por hombres y mujeres, que han hecho del servicio a España “su vocación y sino”. Es de admirar cómo la Guardia Civil ha sufrido durante años el golpe brutal del terrorismo y cómo los guardias jóvenes recién salidos de las academias de Valdemoro o de Baeza, aceptaban estoicamente sus primeros destinos profesionales en el “norte”. Muchos no volvieron. Por ellos y por esa larga historia de sacrificios al servicio de España, en el día de su Patrona la Virgen del Pilar, honremos al Benemérito Instituto.

Gobierno en el espacio

Publicado el 7 octubre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Casi todos los días de la semana hay que algo que conmemorar. Precisamente desde hace unos días y hasta el próximo día 10 se está conmemorando  la “Semana Mundial del Espacio”. Las fechas de la Semana Mundial se eligieron teniendo presente que el 4 de octubre de 1957 se lanzó al espacio ultraterrestre el primer satélite artificial de la Tierra, el Sputnik, lo que abrió el camino para la exploración del espacio, y que el 10 de octubre de 1967 entró en vigor el Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la luna y otros cuerpos celestes. O sea, eso también está regulado, no vayan a pensar que la luna la puede explorar cualquiera. Hace unos días unos jóvenes me pararon por la calle y me manifestaron susorpresa por el hecho de que nuestro ayuntamiento, tan dado a eventos y conmemoraciones, no haya programado ninguna actividad al respecto. Esto es más grave si tenemos en cuenta que uno de los ministros del actual Gobierno socialista de Pedro Sánchez es astronauta, y además con un prestigio fuera de toda duda hasta que decidió meterse en política. Comprendo que es difícil en una ciudad como la nuestra, que no tiene planetario ni observatorio astronómico pese a que reúne las condiciones para ello, que al ayuntamiento se le ocurra celebrar este tipo de eventos,aunque me dicen que tendrían el éxito asegurado solo con que viniese el ministro astronauta. Además, viendo que la conmemoración de los cuarenta años de la Constitución los van a despachar con un cine fórum, igual podrían hacer con esta noble causa. Nada de mirar las estrellas, nada de conferencias de ministros astronautas, un cine fórum con  “E.T.” y con “Invasores de Marte” y lo apañan con poco esfuerzo. Bromas aparte, la divulgación científica, la curiosidad por conocer el universo y las ganas de aprender lo que hay más allá, son necesarias en una ciudad como la nuestra donde la única inquietud en esta materia proviene de entes y asociaciones privadas como la Sociedad Astronómica y Geográfica que, con mucho mérito y escasa ayuda, se dedican a divulgar y enseñar sobre la materia. Sociedad de la que Pedro Duque es miembro de honor por cierto. En la presente edición de Manchacómic se han asomado al asunto programando un taller infantil titulado “nos invaden los marcianos”.  Algo es algo.

Pero cómo vamos a pretender que nuestros concejales estén en estas cosas si los astronautas parecen ellos. No sé si están en la luna, pero desde luego no están en lo que preocupa a los vecinos de Ciudad Real. El conmemorar o no la Semana del Espacio no deja de ser un tema menor comparado con el poco caso que hacen al día a día de la ciudad. Si tenemos en cuenta que a día de hoy aún no han ejecutado más de 500.000 euros que se podrían dedicar a inversiones y que están ejecutando obras que nadie les ha pedido mientras descuidan el asfaltado de calles y zonas que están en pésimas condiciones, me ratifica en que si no están en la luna están en babia, que para el caso es lo mismo.

 

 

GANEMOS añora la República mientras las calles se llenan de baches

Publicado el 30 septiembre de 2018 en General, La Tribuna por Miguel Angel Rodríguez

Puede parecer un titular simplista con una extraña asociación de ideas, pero tiene su explicación. En el pasado pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real el Partido Socialista, que gobierna sin ganar las elecciones, y los podemitas de GANEMOS, que los sostienen, votaron en contra de una moción del Partido Popular que solicitaba que, en los tres meses que quedan del año, se celebren actos y eventos conmemorativos del cuadragésimo aniversario de la Constitución española de 1978. Una moción que no tendría que haber suscitado ninguna polémica pero que sí lo hizo por la decisión del ala siniestra (entiéndase izquierda) del consistorio, de oponerse a ella. Y lo más chungo del tema es que para oponerse a exaltar los principios y valores que contiene nuestra Carta Magna, Ganemos aludió a los principios y valores que, según ellos, adornaban a la II República española. Sí, han leído bien. A tanto llegó el pleito que amenazaron incluso con presentar una moción a favor de la II República en el siguiente pleno. Yo les respondí algo irónicamente que el Grupo Popular presentaría entonces otra a favor del Trienio Liberal de 1820 a 1823, ya que debatir sobre ambos periodos históricos es lo que más interesa a los ciudadrealeños en estos momentos. Y aquí enlazo con el titular. A los vecinos de Ciudad Real lo que le interesa de verdad y lo que quieren escuchar de sus representantes políticos son soluciones a sus problemas del día a día. Al vecino que se deja la cubierta de la rueda y los bajos del coche todos los días transitando por la Avenida de los Reyes Católicos, por la calle Fernando Alonso de Coca o por Severo Ochoa no les interesa que les cuenten milongas de la II República, le interesa que le arreglen las calles. Al vecino de la calle Adelfas, que le saltan las ratas al jardín por falta de limpieza en las calles, lo que quiere es poder estar tranquilo en su jardín. Al vecino que se cayó en la calle Postas,porque tropezó en una acera en mal estado,lo que le interesa es que le arreglen la acera, no oír hablar de la educación inclusiva en las escuelas de 1935 cuando ninguno de los que estábamos en el pleno habíamos nacido. Al vecino de la calle Hidalgos o de la calle Madrilas lo que le interesa es que se cumplan los compromisos del pleno en materia de ruido. O que se cumpla la moción que se aprobó, también del Partido Popular, exigiendo medidas para todos razonables menos para el equipo de Gobierno. Les puedo asegurar que a esos vecinos les interesa más que se haga cumplir la ley y las ordenanzas en materia de ruido que conocer o pedir explicaciones de por qué la República persiguió a la Iglesia y expulsó de España a órdenes religiosas como la Compañía de Jesús. Si al final traen una moción a favor de la II República se demostrará que la izquierda solo busca el enfrentamiento mirando al pasado porque no es capaz de dar soluciones a los problemas del presente.Les aconsejo que lo que deben hacer es instar al PSOE de Pilar Zamora a traer al pleno una propuesta de ordenanzas fiscales para que debatamos sobre la posibilidad de bajar los impuestos y las tasas. Eso si les preocupa a los vecinos de Ciudad Real. Mientras la presión fiscal es de las más altas de España, Ganemos se divierte con juegos florales y añoran una II República repudiada por los que ayudaron a traerla a España en 1931. Mientras Ciudad Real, la ciudad de todos, ya no puede soportar este desgobierno.

La legislatura y la ciudad van cuesta abajo

Publicado el 22 septiembre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Hace aproximadamente un año y en estas mismas páginas me preguntaba hacia dónde va el Ayuntamiento. Tras más de tres años de mandato, con una legislatura del “gobierno del cambio” que ya va cuesta abajo, cabe preguntarse si el cambio ha sido a mejor o a peor para nuestra ciudad. Todo dependerá de a quien se pregunte, si te vas a la puerta de la sede del PSOE dirán que excepcional, pero si le preguntas a un ciudadano normal y corriente la respuesta será bien distinta. Hace un año me hacía la misma pregunta que San Pedro al Señor: Quo Vadis? ¿Hacia dónde va nuestro Ayuntamiento? Las quejas que nos han estado llegando en relación a la limpieza y al cuidado de las zonas verdes y arbolado de la ciudad, lejos de disminuir se intensifican. Ese patrimonio verde que fue la mejor tarjeta de presentación de nuestra ciudad durante muchos años ha dejado de ser una prioridad para nuestro Ayuntamiento que proyecto pequeños parques mientras descuida los pulmones verdes de nuestra ciudad como por ejemplo el parque de Atocha o el parque forestal de La Atalaya. En los  Plenos, cuando enumeramos las quejas de los vecinos en materia de limpieza poniendo casos concretos llegados al Ayuntamiento, la concejal de Limpieza echa balones fuera y prefiera atacar a los anteriores equipos de Gobierno del PP en vez de plantear soluciones como le reclaman los vecinos. Los vecinos están hartos y se quejan. Se quejan de la inacción de un equipo de Gobierno más preocupado en hacer oposición a la oposición que en gobernar. Un equipo de Gobierno más preocupado en agradar a Ganemos/Podemos, que tienen la llave, que en contentar a los vecinos de Ciudad Real dando satisfacción a sus demandas. Y es que esto de la “nueva política” lo impregna todo. No limpiar las calles es “nueva política”. No tratar con fitosanitarios los árboles y dejar que mueran bajo las plagas es “nueva política”. Durante el verano los árboles de algunas zonas de la ciudad se han llenado de pequeños coleópteros amarillentos que han suscitado las quejas de los sufridores vecinos de nuestra ciudad. Se sigue sin explicar por qué se han puesto unos contenedores que no son accesibles para las personas con algún tipo de discapacidad. Sin pedal para abrir la tapa. Algo que en los pueblos de alrededor tienen y no tiene la capital, inaudito. Seguimos pensando que el Ayuntamiento se ha propuesto mejorar la cuenta de resultados del RSU a costa de los vecinos de Ciudad Real. Si para el RSU estos contenedores de peor calidad le han supuesto un ahorro en cuanto al material y en cuanto a la mano de obra que se necesita para su recogida, ¿por qué ese menor coste no se ha traducido en una bajada de las tarifas que el Ayuntamiento de Ciudad Real paga al Consorcio? Muchas dudas sin resolver y muchos vecinos molestos. Muchos frentes abiertos para este final de legislatura. Y de momentos seguimos sin pleno de Ordenanzas porque este ayuntamiento no tiene una política fiscal más allá de subir los impuestos a los vecinos. Piensan que no llevando el tema al Pleno y subiendo las tasas por detrás en Junta de Gobierno no les vamos a poner colorados pero se equivocan. Plantearemos una propuesta de bajada de tasas e impuestos y si se niegan a debatirla quedará claro que no quieren dar voz a los miles de vecinos de Ciudad Real que se sienten representados por el Partido Popular.

 

La modernización de Ciudad Real, cuando PSOE y GANEMOS salgan del Gobierno

Publicado el 16 septiembre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Ya dejé dicho en estas mismas páginas que la modernización de la ciudad no pasa por el PSOE. Un partido tan antiguo como el PSOE solo puede ofrecer soluciones antiguas. No hay más que ver cómo está Ciudad Real en estos tres años y medio de gobierno del PSOE y la marca blanca de PODEMOS. Esta semana Page ha vuelto a estar en Ciudad Real. Venía de paso, porque iba a Puertollano a inaugurar un museo con la exposición permanente de la gran fotógrafa García Rodero, pero claro, ya que estaba por aquí se le hacía feo no parar. Y como no tenía nada que decir volvió a hablar de su famoso “plan”. Que Page tiene un plan es una cosa sabida. En cada ciudad que visita anuncia un plan para esa ciudad aunque los que le conocemos ya sabemos que el único plan que tiene es intentar mantener la poltrona a toda costa. Volvió a vender la burra del famoso “plan de modernización” y volvió a decir (otra vez) que en los próximos siete años se van a invertir más de 100 millones de euros en nuestra ciudad. Será como el “milagro económico” de la España de los años 60. Una evolución político-económica, un cambio de mentalidad de la mano del PSOE, ese partido tan moderno. Page nos sacará del subdesarrollo con un plan que incluye inversiones en infraestructuras, reutilización de los edificios icónicos de la ciudad y la regeneración de espacios. De momento lo único que tenemos del plan es la cesión a la ciudad del espacio que hay detrás del edificio de la antigua delegación de Sanidad en la calle Postas para que el Ayuntamiento gaste casi 400 mil euros en hacer un mini parque. Gastar casi 70 millones de las antiguas pesetas en hacer un parque a escasos metros del parque de Gasset me parece cuando menos un despilfarro.  Y sobre todo porque en otras partes de la ciudad como por ejemplo en el pinar que hay frente al Hospital General están echando asfalto. Se están cargando una zona verde que daba desahogo a esa zona de la ciudad y a los que tienen que ir por obligación al Hospital. Tampoco parece que para modernizar Ciudad Real haga falta tirar el edificio del antiguo Hospital de Nuestra Señora de Alarcos. Sí hacía falta reformar el Pabellón Ferial. Cuando se suscitó la polémica del pabellón hace algunos años porque el PSOE quería hacer el nuevo pabellón en Miguelturra, el Partido Popular entonces en el Gobierno municipal apuntó que la solución debería ser ampliar el existente. Ahora, diez años después nos dan la razón por lo que bienvenida sea la rectificación. Pero de ahí a meter la necesaria obra en el plan de modernización va un trecho. Más que nada porque se trata de una obra de la Diputación en un inmueble de su propiedad.

De la parte que tenía que poner el Estado nada de nada. Cuando el plan se presentó el Gobierno nacional estaba en manos del PP y ahora que está en manos del PSOE no vemos ningún tipo de reivindicación por parte del PSOE capitalino a sus jefes de Madrid. Parece que no les queda claro que ellos están aquí para recibir órdenes de los vecinos de Ciudad Real, no de Page ni de Pedro Sánchez. La modernización de Ciudad Real empezará cuando el PSOE y PODEMOS salgan del gobierno municipal.