De Alfonso el Sabio a Pedro el guapo

Publicado el 10 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Ayer paseó por las calles de nuestra acogedora ciudad el presidente del Gobierno. Unas calles bajo un cielo limpio que presagia la próxima primavera y que ya fueron paseadas por otros antes que él. Las calles de una ciudad que fundara un rey, Alfonso el Sabio. Las calles de una villa elevada al rango de ciudad por otro rey, Juan II de Castilla, cuya efeméride el pasado 20 de febrero ha pasado desapercibida para el Ayuntamiento de esta “muy noble y muy leal ciudad”. Dicen que los días de atrás se podían ver más operarios que nunca afanándose en labores de mantenimiento y limpieza por dónde debía pasar la comitiva casi regia que acompañaba al nuevo soberano de los corazones socialistas. Unas calles abandonadas a su suerte por la actual conjunción socio comunista que nos gobierna. Quizá por eso se decidió llevar andando a Pedro el guapo, para que no sufriera los baches y socavones que habría padecido caso de ir en coche. Estarán conmigo en que hemos perdido mucho si hemos pasado de “el Sabio” al “guapo”. ¿Qué ha pasado en todos estos siglos? ¿Tanto se ha deteriorado la raza? Mientras que a nuestro fundador se le aclamaba por su intelecto, al re fundador del PSOE se le aclama por su físico. Pues no estamos mal. La jornada dejó muchas imágenes curiosas pero yo me quedo con la de tres personas, Sánchez, Page y Zamora que están gobernando sin ganar las elecciones. Ese trío la, la, lá que está encantado de conocerse y que pasarán a la historia por no haber hecho nada útil por los ciudadanos a los que dicen representar. Un trío que ayer guardó las formas y aparentó una unidad que no existe porque es sabido que Page y Sánchez no se pueden ni ver.

Pero no caigamos en la trampa. No nos quedemos en lo superficial, no nos quedemos en el tema del físico. Aquí lo importante es determinar si la visita del actual presidente del Gobierno sirve a la ciudad y a los vecinos para algo. Sánchez hizo propuestas electorales que después aprobó en el Consejo de Ministros del pasado viernes, pero aparte de decir que vendrá a la Pandorga, seguramente una mentira más, ¿Qué ha hecho el PSOE por Ciudad Real? ¿Cuántas inversiones se han previsto en el presupuesto para nuestra ciudad? La respuesta es sencilla. Cero euros. A Ciudad Real le va mal cada vez que gobierna el PSOE y en el mitin de los socialistas no se escuchó ni una propuesta y lo que es más grave, no se escuchó ni una reivindicación por parte de Pilar Zamora, alcaldesa de la ciudad aunque no haya ganado las elecciones. Zamora desaprovechó su tiempo hablando de ella y de su feminismo en vez de pedir, pedir y pedir cosas para Ciudad Real. Un alcalde debe ser pedigüeño, debe incomodar a sus jefes y no ser servicial y complaciente con el superior. No se habló de cómo atajar el paro, ni de cómo ayudar a las empresas a crear empleo, ni de cómo dotar de buenas infraestructuras de transporte a nuestra ciudad y a nuestros municipios. No se escuchó a nadie proponer medidas contra la despoblación de nuestros pueblos, o de cómo garantizar la renta mínima a nuestros agricultores y ganaderos. O cómo apoyar a la mujer de verdad, no con consignas y lemas marxistas vencidos por el tiempo y por la historia. Tampoco escuché a Page o a Pilar Zamora recriminar a Sánchez que esté dispuesto a seguir haciendo concesiones a los golpistas que quieren romper España. En definitiva, muchas incógnitas por despejar y la certeza de que mientras el PSOE siga gobernando, Ciudad Real será menos ciudad.

Los últimos presupuestos

Publicado el 3 marzo de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

La semana recién terminada se ha hablado mucho del presupuesto municipal para 2019. Ya saben que estamos hablando de presupuestos a estas alturas del año porque no se aprobaron cuando tocaba porque GANEMOS ha preferido jugar un rato amagando con el no para luego decir que sí a cambio de no sabemos qué. El presupuesto es importante porque es el documento que marca las líneas generales de las actuaciones que se quieren llevar a cabo en el municipio. Planifica los gastos y prevé los ingresos con los que financiar esos gastos. Es el que asigna los recursos para llevar a la práctica las ideas del equipo de Gobierno. Pero el presupuesto no hace milagros. Tienen que existir ideas y ganas de poner en marcha un proyecto que beneficie a la mayor parte de los vecinos. Saber cuál es el modelo de ciudad que queremos. Planificar las inversiones con criterios lógicos beneficiando a todos los barrios por igual y sobre todo dar servicios de calidad a unos vecinos que pagan impuestos para que eso sea así. Nada de eso ocurre en el presupuesto recientemente aprobado en el Ayuntamiento de Ciudad Real con los únicos votos del PSOE y la franquicia de PODEMOS en la capital, Ganemos. A todo esto hay que añadir que se trata de un presupuesto que no podrá ejecutar el actual equipo de Gobierno porque tenemos elecciones en mayo.

Hace unos años escuché una frase, no a un gran político o estadista, sino a un actor. Decía Matt Damon que “lo normal en Hollywood es que cuanto mayor era el presupuesto, más simple solía ser el personaje”. Algo parecido pasa aquí. Que independientemente de lo que crezcan las partidas, independientemente de los recursos asignados, el papel lo aguanta todo, al final los actores del mismo e incluso el argumento es de lo más simple: mantenerse en la poltrona con propuestas electoralistas de cara a los próximos comicios. Hemos visto cómo año tras año, y van cuatro, las inversiones se van acumulando sin llegar a ejecutarse. Inversiones que se anuncian una y otra vez sin ningún pudor, sin que los vecinos las vean. Vemos cómo se hicieron jornadas y montajes grandilocuentes para explicar el gran cambio que experimentará Ciudad Real con la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI), mientras que las partidas que para este fin llevaba el presupuesto 2017 no se tocaron y las previstas para 2018 prácticamente lo mismo. Una parálisis que afecta a la ciudad y nuestros dirigentes no la ven. Mientras se votaba en contra de las enmiendas del PP el centro de la ciudad se llena de locales vacíos. El pequeño comercio cierra ante la pasividad del Ayuntamiento que se limita a ser actor secundario en un drama que hace que las palabras “Ciudad Real se para” no sean un simple slogan, sino una terrible realidad. Vemos cómo se cierran las puertas a las ideas de la oposición que buscan mejorar el presupuesto. Vemos cómo mientras dicen que este presupuesto favorece la participación ciudadana, las partidas que se incluyeron ya desde 2016 para este fin siguen intactas. El presupuesto participativo es una entelequia porque los únicos que participan en su elaboración son el PSOE y GANEMOS, o Podemos, o como se llamen hoy, en conversaciones sin luz ni taquígrafos. Por otro lado sigue avergonzándonos que el Ayuntamiento no apoye decididamente a la Semana Santa. La única celebración declarada de Interés Turístico Nacional a la que se le regatean medios y cariños. Porque a veces no solo hace falta presupuesto, sino sentir la cercanía de un ayuntamiento que cada vez está más alejado de la realidad de nuestros vecinos. Por cuarto año consecutivo, los cuatro años del pacto PSOE/GANEMOS, no habrá aumento en la partida de subvenciones ni la subvención para bandas de música. El argumento que se nos daba hasta ahora era que Ganemos no quería que existieran partidas con “nombres y apellidos” en el presupuesto. Pero es que este año van de nuevo  dos partidas con nombre y apellidos para subvencionar a UGT y CCOO. Nos tendrán que dar otra excusa diferente y no seguir engañando a los cofrades de Ciudad Real. Por desgracia queda demostrado que el tamaño del presupuesto o de las partidas que lo conforman no es el barómetro adecuado para medir el interés real del equipo de Gobierno por esta ciudad. Para medir su interés hay que prestar más atención a las partidas que faltan que a las que aparecen.

El PSOE, Ganemos y el relator

Publicado el 23 febrero de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Fotografía cortesía de Clara Manzano (LANZA)

En Ciudad Real el tiempo se ha detenido. No es un recurso poético, es la verdad. Y si no se ha detenido pasa más lentamente que a nuestro alrededor. El reloj de la ciudad atrasa y los encargados de darle cuerda, los que gobiernan, no lo hacen. Mientras, en los pueblos de alrededor el segundero avanza a compás de los días y adelanta al de la capital. Así, mientras en esos municipios la actualidad y de lo que se habla es del empleo, del inminente carnaval o incluso de la Semana Santa, aquí en la capital se habla de presupuestos. Y se habla de presupuestos porque el equipo de Gobierno y sus socios de Ganemos llevan el reloj atrasado. Y ese retraso lo quieren endosar al resto de la ciudad que asiste perpleja a sus enfados y a sus reconciliaciones cual dúo “Pimpinela”. Lo que pasa es que estos “Pimpinela” no se conforman con enfadarse entre ellos, sino que cuando se enfadan nos castigan a los demás. Los vecinos de Ciudad Real asistimos atónitos al cruce de declaraciones entre las dos fuerzas políticas que han gobernado la ciudad desde 2015 sin ganar las elecciones. Para que todo el mundo lo sepa, el presupuesto municipal está prácticamente terminado desde finales de octubre y lo que retrasó la aprobación del proyecto fue la negociación que el equipo de Gobierno estaba manteniendo en materia de personal. Una vez resuelta esta cuestión el presupuesto, ya en 2019, inició su tramitación. Curiosamente Ganemos, hasta entonces aliado del PSOE, en un ataque de celos o de tacticismo político renunció a presentar enmiendas al proyecto de presupuestos. Eso hizo que saltaran las alarmas en el ala este del edificio consistorial y empezaran a albergar la duda de que sus, hasta entonces socios leales, Ganemos, estaban preparando una emboscada. La tramitación siguió su curso y se programó la comisión que debía dictaminar el proyecto de presupuestos antes de elevarlo al Pleno. Y pasó lo que tenía que pasar, que Ganemos no votó a favor de las cuentas municipales que se dictaminaron negativamente. Lejos de achantarse o de hablar con el Partido Popular, el PSOE tiró para adelante y convocó el pleno de presupuestos para el jueves 21 cuando ya sabía que su socio y aliado lo votaría en contra. Unas horas antes de iniciarse la sesión, sin reunir a la Junta de Portavoces, desde alcaldía se nos remitió un whatsapp en la que se nos decía que el pleno de presupuestos no se iba a celebrar, que se aplazaba. Como motivo esgrimido por la señora Zamora se contó que era para “dar más tiempo a Ganemos para recapacitar”. O sea, que todos los vecinos de Ciudad Real tenemos que estar pendientes de los enfados y rabietas de los que han sido amiguitos toda la legislatura. Una legislatura perdida en la que no se han abordado ninguno de los grandes proyectos que se decían que se iban a acometer. Y para no ser menos que Pedro Sánchez, los socialistas han nombrado un “relator”. Un intermediario colectivo para que ayude a los de Ganemos a recapacitar, para reconducirlos. Ese “relator” que el PSOE ha enviado no es otro que algunos de los sindicatos del Ayuntamiento de Ciudad Real, que ven peligrar los acuerdos que han firmado con el equipo de Gobierno. Por lo tanto esta semana seguiremos hablando de presupuestos por lo menos hasta el miércoles, fecha en la que se debería celebrar el pleno de presupuestos. Todo ello claro está si los relatores hacen bien su trabajo y “convencen” a los chicos y chicas de Ganemos para que digan sí a las últimas cuentas de Pilar Zamora. Veremos.

Adiós Sánchez, adiós PSOE

Publicado el 15 febrero de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

El 26 de junio de 2016 se celebraron elecciones generales en España. Fueron las decimoterceras desde la transición a la democracia y las segundas con Felipe VI como rey. El partido político más votado fue el Partido Popular, presidido y liderado por el entonces presidente en funciones Mariano Rajoy, cuyas candidaturas obtuvieron en el Congreso de los Diputados una mayoría simple de 137 escaños (catorce más que en las anteriores elecciones de diciembre de 2015) y un 33,01 % de los sufragios, seguido del Partido Socialista Obrero Español de Pedro Sánchez, que obtuvo el 22,63 % de los votos, lo que se tradujo en 85 diputados (cinco menos que en los anteriores comicios, su peor resultado en la actual democracia). En cuanto a la participación, esta fue del 66,48% del censo electoral, la más baja en unas elecciones generales de la actual democracia. Una vez que el PP consiguió tejer las alianzas necesarias y formar gobierno, el PSOE de Sánchez, con los peores resultados de su historia, empezó a urdir la manera de quitar el Gobierno al que legítimamente lo había ganado en las urnas con mejores resultados que en los anteriores comicios, celebrados solo seis meses antes. Sánchez lideró una moción de censura que tenía una premisa básica: desalojar del Gobierno al Partido Popular para convocar elecciones inmediatamente. Para conseguir ser presidente a costa de lo que fuera, Sánchez no dudó en aliarse con lo “mejor de cada casa”; los 84 votos de los diputados socialistas se unieron a los 67 de la ultraizquierda representada por PODEMOS y sus adlátere. Pero también a los de los enemigos de España como los golpistas de Esquerra Republicana de Catalunya y del PDCAT del fugado Puigdemont. También consiguieron los votos del PNV y de los filoterroristas de Euskal Herria Bildu. Con toda esa patulea se dispuso a gobernar Sánchez y conformar un gobierno “bonito”. Un Gobierno que tuvo que recomponer a los pocos días por los escándalos pretéritos de sus elegidos para la gloria. Un Gobierno en el que el raro es el que no tiene una sociedad para tributar menos a Hacienda. Un Gobierno con ministras que hablan despectivamente de sus compañeros a causa de su orientación sexual, un Gobierno en definitiva, capaz de hundir de nuevo a España en la crisis y en el desánimo. Y todo ello aderezado con un presidente del Gobierno que pronto empezó a ser conocido como el “okupa”, más preocupado por su imagen y por su bienestar personal que por los problemas reales de España. Más preocupado en acabar con la educación concertada y con sacar a Francisco Franco del Valle de los Caídos, que en procurar el bienestar de los españoles. Un presidente megalómano que en cuanto pisó moqueta dijo que quería acabar la legislatura y convocar elecciones en 2020. Pero todo ese castillo de naipes se ha desmoronado. El suflé se desinfló en cuanto los compañeros de viaje de Sánchez se lo propusieron. Con la excusa de la no aprobación de los presupuestos y con la concurrencia de algunos barones socialistas que tenían facturas pendientes de cobrar a Sánchez, la función terminó. Aunque creo sinceramente que fue la gran manifestación en la plaza de Colón el domingo anterior la que terminó de poner la puntilla a un Gobierno ensimismado que nunca tuvo que haber sido.

La convocatoria de elecciones para el 28 de abril da la voz a los españoles. Da la voz a los que saben que su voto tiene el poder de cambiar las políticas que han llevado de nuevo a España a la desesperanza. Pero es que además tenemos la oportunidad poco después de mandar a su casa a Page y en el caso de Ciudad Real a Pilar Zamora, que tampoco han tenido empacho en abrazarse a la ultraizquierda podemita para gobernar sin haber ganado las elecciones. Las fichas vuelven a la casilla de salida. Toca moverlas bien, porque España no se merece gobernantes que solo piensan en ellos mismos y en mantener sus privilegios acrecentando los problemas de los españoles.

A vueltas con los presupuestos 2019

Publicado el 11 febrero de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Tras varios amagos y varios anuncios ya tenemos a la vista el proyecto de presupuestos del Ayuntamiento para 2019. Esta misma tarde del lunes 11 tendrá lugar la primera comisión preparatoria en la que los distintos Grupos Municipales presentaremos enmiendas a los mismos. Las enmiendas sirven para mejorarlos y para plasmar en ellos cuestiones que al equipo de Gobierno se le haya podido pasar. Desde el Grupo Popular, una vez analizados, creemos que los presupuestos son francamente mejorables y contienen partidas que a nuestro juicio no deberían estar, y otras que deberían estar dotadas con más presupuesto. Pero lo primero que salta a la vista es que es un presupuesto que incumple la ley. Y la incumple porque  incumple la regla del “techo de gasto” en más de un millón y medio de euros, lo que lo convierte en un presupuesto mentiroso, ya que los socialistas saben de antemano que no van a poder llevar a cabo el gasto comprometido por valor de ese millón y medio de euros, porque así lo marca la ley. Mucho nos tememos que de salir adelante ese millón y medio de exceso de gasto se solventaría no llevando a cabo las inversiones comprometidas.  En caso de no prosperar esta enmienda a la totalidad presentaremos también una serie de enmiendas para mejorar el proyecto de presupuestos que tiene como única virtud el hecho de que tiene será el último de la era PSOE/Ganemos.

En lo que a gasto corriente se refiere, presentaremos enmiendas para que se firmen convenios de colaboración, por valor de 5.000€ cada uno de ellos, con las asociaciones AECC, AMUMA y VIVELA, porque está muy bien ponerse en las fotos, pero las administraciones tienen que apoyar la importante labor que desempeñan estas asociaciones con colaboraciones reales que se deben materializar en un apoyo económico para ayudar a cumplir los importantes fines de estas asociaciones. También pediremos que se incremente hasta los 150.000 euros la partida de ayudas a la natalidad; que la partida de Cooperación Internacional de Emergencia pase a denominarse “Cooperación Internacional de Emergencia a Venezuela, ya que es un pueblo hermano al que no debemos dar la espalda y mirar para otro lado cuando están sufriendo por las políticas comunistas de Maduro. También plantearemos la creación de una partida de 10.000 euros para realizar un estudio serio y riguroso que culmine con una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de los empleados municipales, ya que no nos pueden llegar quejas casi todas las semanas de los distintos servicios del Ayuntamiento por una mala planificación de los servicios; también que se aumente hasta los 42.200 euros la subvención a las cofradías de Semana Santa y se cree una nueva partida, de 5.000 euros, para subvencionar las bandas de música que acompañan a las hermandades durante las procesiones, partida que fue eliminada en el primer año de gobierno de Pilar Zamora. Clama al cielo que la única fiesta declarada de Interés Turístico Nacional tenga una aportación  municipal tan cicatera y que ha estado congelada toda la legislatura, limitando así que pudieran surjan mejoras y novedades en nuestra Semana Santa gracias al Ayuntamiento. De igual modo, y dentro del gasto corriente, plantearemos la creación de tres nuevas partidas, una dotada con 30.000 euros para subvencionar el fomento del deporte femenino; otra, dotada con 100.000 euros, para crear el Plan de Comercio Ciudad Real Más Capital, cuyo objetivo es apoyar a los emprendedores y al pequeño comercio, y una tercera, dotada con 50.000 euros, para poner en marcha el Plan Concilia, cuyo objetivo es facilitar a las familias de Ciudad Real la conciliación entre la vida laboral y la familiar.Para finalizar y en lo que se refiere al capítulo de las inversiones presentaremos tres enmiendas. Una de ellas pretende la creación de un Plan de Asfaltados y Acerados, dotado con 600.000 euros que ponga fin al lamentable estado en que se encuentran muchas calles de Ciudad Real que han sido totalmente olvidadas por Pilar Zamora. Otra, dotada con 300.000 euros, para terminar las obras del centro cívico de Puerta de Toledo, y una tercera para que se aumente en 150.000 euros, hasta llegar a los 300.000 euros, la partida para urbanizar la calle Fernando Alonso de Coca, ya que los 150.000 euros previstos por el equipo de Gobierno son totalmente insuficientes para urbanizar esa calle y son un engaño a los vecinos de esa zona. Todas estas enmiendas mejorarían un presupuesto que si el equipo de Gobierno hubiera querido ser honesto ya no debería estar intentado aprobarlo a estas alturas del año. Nos queda por saber qué harán los socios de Zamora en el Ayuntamiento. Hasta ahora los podemitas no han dicho ni pío en relación a este proyecto. ¿El que calla otorga?

Después de la convención del Partido Popular

Publicado el 20 enero de 2019 en General por Miguel Angel Rodríguez

Durante el pasado fin de semana el Partido Popular ha celebrado su convención. El primer gran evento de un año, 2019, que será importante desde el punto de vista electoral. También será un año importante para nuestro partido porque es el año en el que se cumplen 30 años desde la refundación, en enero de 1989, bajo la presidencia de nuestro fundador Manuel Fraga.

En estas tres décadas de historia el PP ha contribuido decisivamente al progreso de España, especialmente en los dos períodos en los que hemos gobernado con Aznar y con Rajoy. Han sido los Gobiernos del Partido Popular los que han cumplido la misión de continuar y mejorar la historia de España. Los que han saneado la economía en los peores momentos de la crisis porque así nos lo demandaban los españoles. Pero 30 años es mucho tiempo, y en esos 30 años también ha habido momentos en los que los afiliados hemos sentido vergüenza por el comportamiento de unos pocos, que afortunadamente hace mucho tiempo que ya no están en el PP. Estos comportamientos, que se han dado en parte de la clase política, pueden haber ayudado a que en estos momentos se esté cuestionando la Transición. En una carta que el presidente Casado nos envió a los afiliados unas horas antes del inicio de la convención, dice textualmente: “La fractura y la polarización, las divisiones, la falta de experiencias de vida compartidas, y también acontecimientos que desbordan claramente nuestras fronteras, están llevando a nuestro país a un proceso inverso al que protagonizamos durante nuestra Transición, un proceso que es necesario detener y revertir”. Y nuestra convención ha servido para esto. Más que un acto interno ha sido el inicio del rearme ideológico de un partido que siempre ha sabido interpretar las necesidades de los españoles y darles solución. Cuando peor ha estado la cosa es cuando los españoles volvían la mirada hacia el Partido Popular. Hemos sabido dar estabilidad y crecimiento cuando ha hecho falta y lo seguiremos haciendo. Y para eso no podemos despistarnos ni enredarnos con populismos, radicalismos o nacionalismos. Vamos a trabajar para que los españoles no voten por descarte. Queremos que el voto vuelva a ser un voto por convicción, ilusionado, no defensivo ni resignado. Somos un partido de centroderecha porque así se recoge en nuestros estatutos. En esa misma carta Casado reconoce que: “Somos deudores de la tradición liberal-conservadora, reformista y moderada, que ha demostrado ser el mejor camino hacia el progreso de las sociedades. No queremos romper sino reformar para reafirmar. Estamos alejados de propuestas y actitudes abruptas, destinadas a quebrar imprudentemente la continuidad política de la democracia de 1978, y de aquellas que quieren para Europa saltos en el vacío alejados de los principios que expresan la mejor tradición de la Unión”.

Estas recetas no solo sirven para España, sino que también sirven para Castilla-La Mancha y para Ciudad Real. El Partido Popular vuelve a estar preparado para ser la mejor alternativa allá donde no gobernamos. La convención ha servido para poner en marcha la maquinaria que producirá los bienes que necesitamos, también en Ciudad Real que ha  perdido cuatro años.

Turismo y Semana Santa

Publicado el 12 enero de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Siempre he creído en las potencialidades de Ciudad Real como destino turístico y desde mi Grupo Municipal han sido muchas las iniciativas que hemos llevado en esta legislatura sobre la materia. Creo que Ciudad Real se puede posicionar como un destino turístico único, con personalidad propia, que ofrezca una propuesta turística variada y diferenciada capaz de satisfacer las expectativas del visitante. Las anteriores Corporaciones del Partido Popular iniciaron esa senda apostando por una serie de actividades que a día de hoy se siguen celebrando. Para eso hace falta un trabajo de la administración, primero del Ayuntamiento y después de las demás administraciones.

Hace ya algún tiempo en el Pleno del Ayuntamiento se debatió una moción del Grupo Popular en la que pedíamos la creación de un Consejo Sectorial de Turismo para asesorar al Consistorio en un asunto que nos parece fundamental. La moción no salió adelante, como tantas otras, porque el equipo de Gobierno cree que lo sabe todo en esta materia. No se escucha al sector y no se escucha al resto de grupos políticos municipales. Ese consejo trabajaría para asesorar y consolidar  productos para el turista interno, como el turismo patrimonial, turismo activo, ecoturismo o turismo gastronómico y enológico. Hoy me quiero centrar en el  turismo patrimonial. Dentro de ese turismo patrimonial cercano a los sentidos destaca con fuerza el vinculado a nuestra Semana Santa, que todos los años si el tiempo acompaña, llena nuestras calles y nuestros hoteles. El Ayuntamiento lleva ya demasiado tiempo ninguneando a la única celebración declarada de Interés Turístico Nacional. Esa declaración no hubiera sido posible sin el apoyo firme y decidido del Ayuntamiento, entonces presidido por Francisco Gil-Ortega y cuyo concejal de cultura era el recientemente fallecido Rafael Romero, ambos se implicaron decididamente en el proyecto junto al entonces presidente de la Asociación de Cofradías, Emilio Martín Aguirre, verdadero motor de la declaración. Hoy con este Gobierno municipal habría sido imposible esa declaración.

 Pues bien, ese ninguneo del que hablo desde que gobierna el PSOE llega al extremo de que ha habido ediciones de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), a la que el Ayuntamiento ha acudido sin llevar nada relativo a esta celebración, que por sí misma y sin necesidad de ningún añadido, trae visitantes y turistas a nuestra ciudad. Durante estos años de gobierno socialista se han promocionado y subvencionado otras manifestaciones festivas y culturales en detrimento de la Semana Santa, a la que se le han regateado subvenciones y ayudas. El Ayuntamiento socialista está tirando por tierra el trabajo de muchos años, de mucha gente anónima que ha hecho grande nuestra Semana de Pasión. Nuestro Ayuntamiento cree que tiene el arte de decir una cosa y hacer justo la contraria. Es lo que hace cuando dice que apoya la Semana Santa pero hace lo contrario. La ausencia en FITUR de nuestra Semana Santa fue la gota que colmó el vaso en un año 2016 en el que, por primera vez, las Hermandades y Cofradías de Palio no disfrutaron de subvención para bandas de música. Y así siguen. Imagino que este año 2019 la Semana Santa estará muy presente en la próxima edición de FITUR que se celebrará dentro de escasas semanas. Quizá tenga algo que ver que sea año electoral.

El PSOE, sin ideas ni ganas

Publicado el 6 enero de 2019 en General, La Tribuna por Miguel Angel Rodríguez

Ayer no fue un día cualquiera. En los hogares con niños la jornada empezó  pronto,  marcada por los nervios y las carreras para hacerse con el regalo dejado por los Reyes Magos en su periplo nocturno por la casas de la ciudad. En algunos hogares han pedido salud. En otros trabajo. Precisamente en algunos hogares los reyes vinieron por anticipado con la bajada del paro que hemos conocido recientemente. El paro está bajando y eso sin duda es una buena noticia y señal de recuperación económica. Sorprende desde luego que ahora que gobierna el PSOE se alegren de esas bajadas y se las atribuyan cuando hasta hace muy poco tiempo cada vez que bajaba el paro alegaban que el empleo creado era precario, mal pagado, con contratos de pocas horas…gobernaba el PP, eran otros tiempos… ahora baja el paro y debe ser que todo el empleo que se genera es de ingeniero para arriba. Yo si me alegro de que baje el paro pero les recuerdo a los actuales dirigentes que el paro baja gracias a las medidas fiscales del Partido Popular, a la reforma laboral del Partido Popular y a los presupuestos vigentes del Partido Popular. Precisamente todo lo que quería derogar el actual presidente Pedro Sánchez, también conocido como “Falconetti” o “el okupa”. Ojalá que pese a Sánchez el 2019 sea un año bueno para los españoles, que nuestra economía siga generando confianza en Europa, que siga bajando el paro y que sigamos ganando en competitividad, aunque no soy muy optimista si tenemos en cuenta que, gracias a este Gobierno, ya hay sectores que aportan un porcentaje importante del PIB como es la automoción que  ha sufrido un parón en ventas por los anuncios del Gobierno en relación al combustible diésel.

Descendiendo a lo local, tengo presentes las últimas declaraciones de la alcaldesa. Pilar Zamora, a la que en lo personal le deseo todo lo mejor, ha dicho que quiere que Ciudad Real sea el motor económico de la provincia. Se basa para decir eso en que somos una de las pocas ciudades de la provincia que no hemos perdido población. No basta con absorber a parte de la población que pierden nuestros pueblos. Seguimos sin tener una idea clara de ciudad. Un modelo, una planificación. Si le preguntamos a la alcaldesa cuál es el modelo de ciudad que quiere diseñar ¿Qué nos contestará? Desde el Grupo Popular le hemos hecho esa pregunta muchas veces y no tenemos respuesta. No hay una política económica clara, tampoco fiscal. Se dice que Ciudad Real necesita suelo industrial¿Sabemos acaso si hay empresas interesadas? Seguimos sin saber nada de las famosas veintiséis empresas que querían comprar suelo. No hay una política fiscal que favorezca la instalación de empresas y la creación de empleo de manera intensiva. En 2019 seguiremos siendo la única ciudad de la provincia que cobre un IBI diferenciado más caro a las empresas más grandes. Esta ha sido la gran aportación de PODEMOS en nuestra ciudad. Esta y la del vagón/bus cultural sin accesibilidad ¿Así creen que van a venir empresas? Les recuerdo que el Partido Popular se quedó solo en el Pleno defendiendo la eliminación de este impuesto,que castiga a los que más empleos crean.  Los demás grupos se conformaron con que bajara un poco, pero nosotros queremos que se quite.

Mucho me temo que el PSOE ya ha bajado los brazos esta legislatura y la da por amortizada. No es bueno para los vecinos que nos pongamos en modo electoral sin solucionar los problemas más acuciantes. Hemos empezado 2019 con las calles peor que nunca. Las que estaban mal en 2018, están peor. Calles como Olivo, Fernando Alonso de Coca, Altagracia, Avenida de Alfonso X, Severo Ochoa y un sinfín más están en un estado tercermundista. Así no podemos aspirar a ser motor económico provincial ni referencia en nada. A 2019 le pido que nuestra ciudad deje de ser la cenicienta de las ciudades de Castilla-La Mancha y que mis vecinos tengan los mismos servicios y oportunidades que los de las ciudades de alrededor. No es mucho pedir, pero hacen falta ideas y ganas y el PSOE no tiene ni lo uno ni lo otro.

Llega 2019, con sus incógnitas y sus elecciones

Publicado el 1 enero de 2019 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Hoy es el último día de 2018 y nos disponemos a dejarlo atrás para encarar un 2019 que se presenta lleno de incógnitas. Hemos pasado días de celebración con la familia y los amigos y muchos de nosotros repetimos el mismo patrón que en años anteriores a la hora de despedir el año. Hoy un año más, y ya van más de treinta, la Federación de Peñas despedirá el año invitando a toda la ciudad a degustar migas y gachas. El escenario escogido será, como en años anteriores,la Plaza de Los Mercedarios donde numerosas “sartenes” se afanarán por cocinar de la mejor manera posible todas esas recetas tan manchegas y por lo tanto tan nuestras. Esas migas también conocidas como migas ruleras o migas de pastor  eran un plato casi de subsistencia  típico de pastores y gentes de campo  que aprovechan las sobras de pan duro,  y de las que hay quien dice que quizá puedan  provenir del cuscús magrebí, si bien en los territorios cristianos se hacían con pan y se le echaban torreznos de cerdo para distinguirlo de la comida árabe y judía. Y qué difícil es hacer bien algunas cosas que parecen fáciles de hacer. Las migas, un plato sencillo, requieren de tacto para darle la cantidad de agua conveniente, el golpe de aceite preciso, el toque de sal apropiado. No hay dos iguales porque cada guisandero tiene sus hábitos y sus costumbres. La cocina no está sólo en las recetas, está en la experiencia y en la pasión que se ponga. Sea como sea será buen momento para coincidir con peñistas, dulcinea, damas, pandorgos, asociaciones y vecinos en general a los que felicitar el Año Nuevo. Habrá una diferencia con respecto al año anterior y es que el responsable de todo el tinglado ya no será el incansable Juan Alba, que este año cedió el testigo a Frasi López como máxima responsable de la Federación de Peñas. Y pasadas las fiestas navideñas 2019 se recorta en el horizonte como año electoral. Elecciones europeas, locales y autonómicas seguro. Y la duda de si Sánchez, alias “Falconetti” por su adición al avión Falcon, convocará elecciones generales. Yo personalmente soy bastante pesimista en este tema porque alguien que se está pegando la vidorra padre a costa de todos nosotros ¿por qué se va a arriesgar a perder su estatus si convoca elecciones y las pierde? En cuanto a las elecciones locales y autonómicas, que son las que más nos afectan, los últimos sondeos indican que corren buenos tiempos para el Partido Popular y que las cinco capitales de provincia pueden serán populares, repitiendo alcaldías en Albacete, Cuenca y Guadalajara y recuperando Ciudad Real y Toledo. Precisamente ayer domingo el presidente Pablo Casado presentó en Albacete a los candidatos a esas alcaldías por el PP así como al candidato regional Paco Núñez. Se respiraba optimismo y desde luego la foto era la de un equipo potente y preparado para dar solución a los problemas de los vecinos de sus respectivas ciudades. En lo que a nosotros respecta, Paco Cañizares es el mejor candidato que el Partido Popular podía presentar, un candidato solvente y preparado, y entre todos tenemos que poner la guinda al pastel que hemos estado cocinando en el Grupo Municipal Popular durante esta dura legislatura de oposición. Esa guinda no es otra que recuperar la alcaldía de Ciudad Real, pero no recuperarla porque si, sino porque es lo que necesitan nuestros vecinos hartos ya de la mala gestión y de la ineficacia de un PSOE que cada día que pasa va a peor.

La tregua de Navidad

Publicado el 23 diciembre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Hoy es Nochebuena y acostumbrados como estamos a vivir en una paz duradera gracias al sistema democrático del que gozamos, no somos capaces de valorar que no siempre ha sido así. España es un país cainita y durante su historia se han sucedido las asonadas, pronunciamientos y guerras civiles. Fue en Nochebuena durante el segundo sitio de Bilbao y con las tropas isabelinas defendiendo la ciudad frente al intento carlista de ocuparla, cuando empezó a sonar con fuerza el nombre de un paisano, el general Espartero. Después de varios meses de sitio, y en medio de fuertes combates, el segundo intento carlista (y el último durante ésta guerra) por conquistar Bilbao, acabó en nuevo fracaso. Aún así la sitiaron y para no perder esta importante plaza, el general Espartero comenzó su avance hacia Bilbao por la orilla izquierda del río Nervión, pero fue rechazado con gran pérdida de efectivos, dado que las posiciones carlistas que se le interponían estaban muy bien fortificadas y defendidas con gran valor. El fracaso le hizo ver la dificultad de avanzar y romper el cerco por esta orilla, decidiéndose a realizarlo por la opuesta. Durante todo el mes de diciembre se luchó en medio de un gran temporal y con el campo de batalla convertido en un barrizal. Portugalete, Luchana…batallas sin cuartel al mando de Espartero y con la ayuda de otro general, cuyo apellido también es bien conocido en Ciudad Real, Marcelino Oraá. Fue hacia las 04:00 h. del 25 de diciembre, cuando el temporal empezó a cesar su crudeza, cuando los isabelinos consiguieron apoderarse del fuerte de Banderas, último que conservaban los carlistas, quedando para las tropas isabelinas libre el paso a Bilbao, ciudad en la que entraron el mismo día 25 de diciembre. En esta campaña el general Espartero ganó otras mercedes nobiliarias para añadir a su linaje: el título de conde de Luchana y el de vizconde de Banderas. Espartero fue combatiente en tres de los cuatro conflictos más importantes de España en el siglo XIX, fue soldado en la guerra contra la invasión francesa, oficial durante la guerra de independencia del Perú y general en jefe en la ya mencionada primera guerra carlista. Vivió en Cádiz el nacimiento del liberalismo español, un camino que no abandonaría jamás. Ocupó puestos de altísima responsabilidad como árbitro de la política española. Llegó a presidir el Congreso de los Diputados, no así el Senado que fue presidido por otros prestigiosos generales. Fue regente del reino y no quiso ser rey de España. Pese a todo, hoy no pasaría el examen de lo políticamente correcto que la progresía le aplica a otros personajes históricos más cercanos en el tiempo, olvidando que ya solo son eso, personajes históricos. Enhorabuena al pueblo de Granátula por la brillantez de los actos organizados este año en honor a su hijo más ilustre. Vemos como en España se combate sin tregua también en Navidad. Esta semana que comienza traerá noticias de Andalucía y de la formación de su gobierno regional. Parece que el fin del socialismo está cerca gracias al resultado de las urnas que certificó el hartazgo de los andaluces ante un régimen que había hecho de la región su cortijo particular. Yo en estos días si haré una tregua de Navidad. Han sido meses de un trabajo intenso y constante en el Ayuntamiento y estoy seguro que tendrá sus frutos. El Grupo Municipal ha hecho un buen trabajo y estamos en mejores condiciones que nunca para volver a gobernar. El PSOE y sus socios han sufrido un gran desgaste y nosotros tenemos un gran candidato como es Francisco Cañizares. Con esos mimbres solo podemos salir a ganar con mayoría absoluta. Feliz Navidad para todos.