Errar es humano, pero tanto…

Publicado el 16 diciembre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Es curioso que personajes pretéritos como Cicerón puedan servir de hilo conductor para abordar situaciones actuales de nuestra ciudad. Cicerón, al que ya he traído a colación en otras ocasiones, no solo es uno de los escritores más importantes de la literatura latina, sino también una de las mentes políticas más brillantes de Roma y uno de sus oradores más preclaros, y eso que él provenía de una familia del orden ecuestre, adinerada pero sin apenas influencia política, por lo que llegó a la política (primero cuestor, más tarde senador y por último cónsul) gracias a su prestigio como abogado hasta el punto de que llegó a barajarse su nombre como sucesor de Julio César tras el asesinato de éste. Al final, tras estallar la guerra civil entre Marco Antonio y Octavio se decantó por el segundo y su frente de batalla fueron las letras. Así, en sus célebres Filípicas (y pensaba yo que las clases de latín de doña Carmen Blanco y doña María José Cárdenas no me iban a servir) en uno de sus pasajes puede leerse “Cuiusvis homines est errare” (todo hombre puede equivocarse. Hombre entendido como persona humana, que todavía faltaban siglos para el lenguaje inclusivo). Algunos siglos después y gracias a variaciones de San Jerónimo sobre el tema y de algún otro pensador, la cita acabó como la conocemos actualmente “errare humanum est”. Pues si, eso nadie lo discute, errar es de humanos. Cada vez que intento analizar la actuación del equipo de Gobierno en algún tema intento aplicar la benevolencia y pensar precisamente eso, que es normal equivocarse, pero es que últimamente cada vez que intento disculpar una actuación diciendo lo de errar es de humano a continuación pienso: pero errar tanto…Nos lo están poniendo francamente difícil para ser benévolos con su actuación y ya que estamos llegando al final de la legislatura vemos como son muchos más los errores que los aciertos. El último ejemplo lo tenemos con las dichosas luces de Navidad. Que se llaman así porque tienen que estar puestas durante el periodo navideño. Ignoro si cuando escribo esto ya están todas instaladas pero mucho me temo que no y además es difícil calcular el perjuicio que esta actuación negligente está causando a la actividad comercial de la ciudad. Habrá quien me diga que la Navidad no son solo las luces, que la luz está en nuestro interior y todas esas cosas, pero para el comercio las luces si son importantes. Y para dar sensación de capital también lo es. También hace unos días observamos que se estaba instalando una macro carpa en la plaza mayor. Una instalación que conlleva unas molestias a los vecinos, unos taladros en el suelo y un coste económico de instalación y de alquiler. Pues bien, tres días después de ser instalada y sin haberse utilizado se procedió a su retirada sin que hasta ahora se nos haya dado ninguna razón ni cuentas sobre el coste de la misma para el sufrido contribuyente. No es cuestión de hacer balance de legislatura pero podría poner muchos más ejemplos de fallos clamorosos que tienen consecuencias económicas. Esto no es de recibo en un equipo de Gobierno que se presume serio. Errar es de humanos, pero esto ya es pasarse. Ser contumaz en el error conlleva gastos que pagamos todos.

Hace falta más artículo 155

Publicado el 9 diciembre de 2018 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

La semana recién terminada ha estado dominada desde el punto de vista informativo por el análisis de los resultados de las elecciones en Andalucía y por las celebraciones de los 40 años de vigencia de la Constitución. En relación a las elecciones andaluzas poco más que decir que no se haya dicho ya. Los andaluces le han dado un tantarantán enorme a Susana Díaz que le está haciendo tambalearse, aunque no termina de caer. Caerá cuando el resto de partidos se pongan de acuerdo sobre a quien apoyar, que no puede ser a otro que al Partido Popular, segundo en votos y en escaños. Porque si algo está claro es que en Andalucía se necesita un cambio. Pero todo el demérito no es de Susana Díaz porque estoy convencido que también se ha castigado al PSOE por sus coqueteos con los pro etarras de BILDU y con los independentistas. Quizá también por eso ha entrado con fuerza VOX, el partido de Abascal, que en muchos casos se nutre de ex militantes del PP que no tuvieron paciencia y se marcharon antes de tiempo, caso del propio Abascal y de algún otro. Tiene mucho mérito lo que han conseguido en poco tiempo y aunque no comparto muchas cosas de su programa, respeto profundamente a los 400.000 andaluces que los votaron como respeto a los que votan a PODEMOS, aunque en ambos casos pueda pensar que están equivocados. La democracia es así y hay que aceptar lo que sale de las urnas. Sí Pablo, sí Echenique, hay que aceptar lo que sale de las urnas. Llamar a incendiar las calles porque no ha salido lo que te gusta no es una pataleta, es una conducta criminal y antidemocrática que debería tener consecuencias para los inductores de las mismas. Pero no pasa nada y así nos va.

Y todo esto sucede cuando estamos todavía con la resaca de las celebraciones constitucionales. El día 6 mientras en el Congreso el Rey Felipe VI volvía a pronunciar un discurso de gran altura política y a reivindicar el papel de la Monarquía como garante de la unidad de España, yo estaba en Almadén celebrando la Constitución con sus vecinos. Para quien no lo conozca, Almadén es un pueblo minero de unos 5.000 habitantes que los caprichos de la naturaleza decidieron que albergara en sus entrañas el mayor yacimiento de mercurio conocido hasta la fecha y que le ha hecho producir aproximadamente la tercera parte del mercurio consumido por la humanidad. Allí leímos artículos de la Constitución y sin duda el que fue más aplaudido fue el 155. Un artículo que dice que si una Comunidad Autónoma no cumple las obligaciones que la Constitución o las normas le impongan, el Gobierno podrá adoptar las medidas necesarias para obligarla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones y para proteger el interés general. El Gobierno de Rajoy aplicó a Cataluña este 155 y los golpistas no se lo perdonaron, hasta el punto de apoyar una moción de censura para que dejara de ser presidente del Gobierno. Hace unos días al llegar al Congreso para las celebraciones, Rajoy fue aplaudido y Sánchez, que llegó a la Moncloa gracias a los golpistas, fue abucheado. Hoy vuelve a ser necesario aplicar el 155 pero Sánchez es rehén de sus pactos con los separatistas catalanes y de los podemitas amigos de Venezuela. La situación en Cataluña es muy complicada. La actuación de los Mossos contra activistas violentos que pretendían boicotear manifestaciones de Vox rompiendo cordones policiales, lanzando objetos y quemando contenedores fue cuestionada desde el propio Gobierno de la Generalidad y criticada por los partidos independentistas. El consejero Buch consideró que algunas de las imágenes de las cargas “no se acaban de ajustar a los principios de una policía democrática” y afirmó que no le “temblará el pulso” si tiene que ordenar expulsiones del cuerpo. Estas palabras son una clara amenaza para el cuerpo de los Mossos y para que no hagan su trabajo. El propio gobierno catalán está “batasunizando” las calles catalanas y el que más claro ha hablado ha sido Pablo Casado quien ha considerado que “la kale borroka independentista ya no es una anécdota” y “está completamente fuera de sí”, por lo que ha exigido al Gobierno que aplique el artículo 155 en Cataluña. Si no se hace rápido Pedro Sánchez será cómplice de lo que allí ocurra. Es urgente aplicar el 155 otra vez.

Black Christmas

Publicado el 2 diciembre de 2018 en General, La Tribuna por Miguel Angel Rodríguez

Ayer se celebraron las elecciones andaluzas y hoy lunes no puedo hablar de ellas porque cuando me dispuse a escribir estas líneas, aún no se conocían los resultados. Quizá mejor, porque a los vecinos de Ciudad Real nos interesan otras cosas. Por suerte no nos interesen las mismas cosas que a PODEMOS, que el pasado jueves llevaron al Pleno dos mociones para dividir a la sociedad en vez de para construir y aportar. Hoy es el primer lunes de diciembre. Repasando artículos publicados por mí en diciembre, resulta que lo normal por estas fechas es hablar de presupuestos. Pues bien, con el año a punto de terminar no puedo escribir ni de los presupuestos del Estado, ni de los presupuestos de la Junta de Comunidades, ni de los presupuestos del Ayuntamiento de Ciudad Real. El nexo común es que esas tres instituciones están gobernadas por el PSOE sin ganar las elecciones ergo la conclusión más sencilla de obtener es que el hecho de que el PSOE gobierne en España, en Castilla-La Mancha y en Ciudad Real sin ganar las elecciones, es perjudicial para los vecinos de Ciudad Real. Es perjudicial porque no tener presupuestos en vigor cuando empiece enero nos perjudica a todos. Y además de perjudicial da una imagen deplorable de los políticos que nos gobiernan, que parecen más empeñados en mantenerse en la poltrona a costa de lo que sea que en ser útiles a los ciudadanos. PODEMOS y sus concejales de Ganemos en el Pleno capitalino, perdieron una magnífica oportunidad de presentar una moción pidiendo que se elaborase de manera urgente el proyecto de presupuestos para 2019. Un proyecto de presupuestos que contemplase más y mejores inversiones, menos impuestos y más empleo. Y como no puedo hablar de presupuestos podría hablar del alumbrado navideño. ¡Ah, que tampoco puedo hablar de eso! No puedo hablar de alumbrado porque por primera vez en la historia reciente de Ciudad Real, las luces de Navidad no se encenderán durante el puente de la Constitución. Tendremos Belén municipal, pista de hielo y villancicos, pero sin luces. Era imposible imaginar un Gobierno municipal más inepto. Era imposible imaginar que en su último año de legislatura pusieran este broche final tan triste por falta de iniciativa y de trabajo. Porque cuando se está en lo superfluo, en lo anecdótico y en la fiesta, uno se olvida de lo importante. Y lo importante en diciembre es que las luces estuvieran a tiempo. Y era importante porque para un sector comercial castigado por la crisis, este tipo de apoyos les viene muy bien para remontar la temporada antes de las rebajas. Ya el pasado 20 de noviembre este mismo medio publicaba en su página 10 un artículo referido a esta cuestión. En él los comerciantes recordaban, por si era necesario recordárselo al concejal de Promoción Económica, que la campaña navideña empezaba en el puente. Recoge declaraciones del responsable de la sectorial de comercio de FECIR que decía textualmente que “la ausencia de luces es un impedimento a que se animen las ventas”. Esta es la verdadera cara del PSOE de Pilar Zamora y estos son los resultados de gobernar sin ganar las elecciones. En unos meses, en mayo de 2019, estará en nuestra mano darle la vuelta a esta situación para que nunca más tengamos que vivir una Navidad a oscuras. Unas “Black Christmas