Más Constitución y menos crispación

Publicado el 25 noviembre de 2018 en General, La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Mañana martes día 27 a las 11,30 horas se inaugura en nuestra ciudad una exposición fotográfica titulada “40 años de España en Democracia”, organizada por las Cortes Generales junto a la Agencia EFE y, en este caso, con la colaboración del Ayuntamiento de Ciudad Real. La exposición a pie de calle recala en la capital gracias a las gestiones de la vicepresidenta tercera del Congreso, la diputada nacional Rosa Romero, y será inaugurada por la alcaldesa Pilar Zamora y por la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor. La exposición se enmarca en los actos conmemorativos de los cuarenta años de vigencia de la Constitución española de 1978 y refleja la historia de España en estas cuatro décadas, a través de imágenes de la Agencia EFE. Se trata de cuarenta fotografías que reflejan la historia que los españoles hemos podido construir juntos. Una historia constitucional no exenta de dificultades, pero que ha creado un marco de estabilidad y concordia, consolidado derechos y asentado  la convivencia y el desarrollo social y económico. Todo eso lo hicieron posible personas capaces de dejar al lado sus ideologías para llegar a grandes acuerdos que han hecho posible una España moderna, integrada en Europa y en el mundo; una España del derecho, del bienestar, del pluralismo político y social.

Pues bien, hoy todo esto está en peligro. Hace unos días pudimos ver para vergüenza de todos, cómo Ana Pastor ejerciendo su autoridad como presidenta del Congreso, tuvo que echar a la calle a un diputado que quiere pasar a la historia por sus infamias, por sus salidas de tono y su poca talla moral y política. Ese diputado de rufianesco apellido provocó hasta lo inaguantable a un ministro del Gobierno, al ministro Borrell. Posteriormente, cuando la recua independentista abandonaba el hemiciclo, uno de ellos hizo el ademán de escupir al ministro al pasar junto a él. Quizá desde los tiros de Tejero no había vuelto a pasar algo tan abyecto en el palacio de la Carrera de San Jerónimo ¿En qué se está convirtiendo la sede de la Soberanía Nacional? ¿Qué pretenden las izquierdas y los independentistas crispando de esta manera? Es más, qué pretenden crispando en el resto de las instituciones. Borrell parafraseó a Cicerón, al que defender la razón frente a la fuerza le costó la vida, aludiendo al inicio de sus famosas “Catilinarias”  y aquello de “Hasta cuando piensas abusar de nuestra paciencia…” refiriéndose a los independentistas. Tiene razón, pero no debería olvidar que los que le escupieron son los que tienen cogido del ronzal a Pedro Sánchez y que él es ministro gracias a ellos. Yo de Cicerón me quedo con la definición del concepto Historia que decía que “la historia misma, testigo de los tiempos, luz de la verdad, vida de la memoria, maestra de la vida…”. Pues sí, la historia es maestra de la vida, pero la izquierda radical representada por PODEMOS y los independentistas no deben haber aprendido nada de nuestra cruel historia contemporánea. Insisto, ¿qué pretenden con este frentismo frentepopulista y esta violencia verbal? ¿A dónde nos quieren llevar? Es necesario más Constitución y menos crispación. Los ciudadanos normales no nos entienden. No entienden que nos dediquemos a esto en vez de a intentar solucionar sus problemas. Es incomprensible que la franquicia de PODEMOS en Ciudad Real vaya a llevar al próximo pleno del Ayuntamiento dos mociones para crispar y que no aportan nada a nuestra ciudad. En un mes desde el pleno anterior lo único que se les ha ocurrido es plantear una moción para despenalizar el delito de ofensas a la Corona y a S.M el Rey y otra para declarar persona non grata a María Dolores de Cospedal. Quieren convertir el pleno en un lodazal, no sé si con el consentimiento de Pilar Zamora, insultando al Jefe del Estado y también a la que los votos de los ciudadanos de Castilla-La Mancha convirtieron en la primera mujer presidenta de la región. ¿Tanto odio alberga sus corazones? ¿Tan poco tienen que ofrecer a los que les pagan sus salarios? Ese no es el camino. Hay que aprender  de la historia para no volver a repetir trágicos errores.

La improvisación como forma de gobernar

Publicado el 18 noviembre de 2018 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Durante este fin de semana hemos escuchado que el equipo de Gobierno socialista quiere hacer la “Casa de la Ciencia” en la antigua casa de la cultura, ubicada en el paseo del Prado. Estas declaraciones las hizo la señora Zamora en el marco de la entrega de un reconocimiento a la prestigiosa científica española doña Margarita Salas, marquesa de Canero. Sorprende que tras casi cuatro años dejando que se deteriore el edificio, tras casi cuatro años rechazando iniciativas del Partido Popular en relación al inmueble y tras casi cuatro años rechazando incluir previsiones presupuestarias al respecto, Zamora se “descuelgue” con estas declaraciones que, a mi juicio, son más fruto de intentar salir al paso en una temática, la ciencia y la investigación científica en la que el Ayuntamiento no ha hecho nada, que de una reflexión sosegada. En cualquier caso hasta ha invitado a doña Margarita a la inauguración, una inauguración en que, caso de producirse, será en la siguiente legislatura y la señora Zamora ya no acudirá como alcaldesa. Sorprende digo, que ya sepa lo que va a inaugurar y a quien invita cuando a día de hoy todavía no tenemos presupuesto para 2019. Hoy justamente se cumplen dos meses desde que Pilar Zamora y su concejal Nicolás Clavero anunciaron a la prensa, “a bombo y platillo”, lo que, según ellos, eran las líneas maestras de las cuentas municipales para el próximo año. No sé si las líneas serían maestras, pero ellos sí que lo son. Maestros en el trilerismo político y en vender humo a unos ciudadanos cada vez más hartos de sus mentiras. La falta de presupuestos es la muestra más palpable de la paralización de un equipo de Gobierno desnortado y que no hace sus deberes. Y no hace sus deberes porque pierde inversiones por no cumplir los plazos y por no ejecutar sus propios proyectos como por ejemplo en temas como la EDUSI. De  los más de tres millones de euros que se plasmaron en los presupuestos de 2018  para inversiones y gastos a través de EDUSI apenas han ejecutado un 1%. Esto es un engaño manifiesto a todos los vecinos de Ciudad Real. Ya dije que esta es la evidencia de cómo se ha deteriorado la gestión económica y presupuestaria en este Ayuntamiento en los últimos tres años. Pilar Zamora y su equipo se han aprovechado de una inercia positiva en cuanto a ingresos, gestión económica y gestión de la deuda y ahora vemos cómo todo eso puede saltar por los aires. Pero si grave es que el presupuesto se apruebe tarde, más grave es que nada más aprobarse comiencen a hacerse modificaciones de crédito al mismo, como es el caso del actual presupuesto, el de 2018, en el que, entre partidas sin ejecutar y modificaciones, cualquier parecido con el que se aprobó originariamente es pura coincidencia. Sin ninguna duda, esto no es serio. Por eso pensándolo mejor no sé si es mejor que haya presupuestos o que no haya. Porque para que haya el documento presupuestario tendrá que pasar primero el filtro de GANEMOS y de PODEMOS y ya sabemos lo que eso significa. Subvenciones a los sindicatos afines, más impuestos, más gasto público, inversiones improductivas como la del famoso “vagón cultural”… así que no sabemos si será mejor aquello del “virgencita que me quede como estoy” y esperar pacientemente a que pasen los pocos meses que quedan hasta las elecciones. Las que posibilitarán a los vecinos de Ciudad Real demostrarle a Pilar Zamora que no están de acuerdo con ella y con sus políticas ineficaces que hacen que nuestra ciudad esté sucia, que pierda oportunidades y que paguemos más impuestos que otras ciudades de nuestro alrededor.

Pilar Zamora legaliza el botellón

Publicado el 11 noviembre de 2018 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

La Tribuna de Ciudad Real

Cuando durante el pasado pleno el Grupo Popular presentó una moción en la que se pedía que se creara una mesa de trabajo para el estudio del problema del botellón, poco nos podíamos imaginar que estábamos a pocos días de la legalización de esta práctica perniciosa en nuestra ciudad. Pedíamos la creación de esa mesa, explicábamos, porque ya son muchos los años en los que se está mirando para otro lado ante un fenómeno que perjudica la salud de nuestros jóvenes y que lleva aparejados otros problemas como la suciedad y el ruido. El PSOE y GANEMOS/PODEMOS votaron que no a esta sencilla propuesta y cual fue nuestra sorpresa cuando el pasado martes nos enteramos que el Ayuntamiento ha mantenido una serie de reuniones con la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Ciudad Real, reunión que éstos valoran muy positivamente, porque según ellos abre una vía de diálogo con el Ayuntamiento de Ciudad Real que “tiene la intención inminente y decidida de mitigar este serio problema en la capital”. El presidente de la Asociación abunda en la idea cuando dice que “nuestro objetivo es erradicar estas prácticas, pero si no es posible porque están muy arraigadas, minimizarlas”. Parece ser que en esas reuniones le explicaron a Pilar Zamora que ya existen precedentes de ciudades que han limitado por decreto el botellón como Albacete y Granada, un ejemplo que podría seguir nuestro ayuntamiento, “acotando el tiempo de duración y los días”. Yo no estaba en la reunión (porque no se cuenta con el Grupo Popular), pero me imagino a la señora Zamora sonriendo y apuntando con diligencia en su libreta las propuestas de la asociación de hostelería. Los representantes de hostelería salieron contentos de esa reunión, porque se creyeron las palabras de la primera autoridad municipal. ¿Cómo les iba a mentir en su cara? Posteriormente el Ayuntamiento se reunió con representantes de los colegios afectados, profesores y Ampas, y más o menos se comprometió a lo mismo, así como a mejorar la seguridad y limpieza de la zona. Pues después de todo esto nos enteramos que el viernes la señora Zamora, firma un decretazo por el que se autoriza el consumo de bebidas alcohólicas en esta zona de la capital. Sin contar con nadie, sin pasar por ningún órgano del Ayuntamiento, al amparo de la Ordenanza Reguladora de la Convivencia y el Ocio en el término municipal de Ciudad Real, se autoriza el consumo de bebidas que realiza la juventud en sus concentraciones de ocio en el recinto acotado en calle Echegaray los jueves, viernes, sábados y domingos, así como vísperas de festivos de 23.00 a 4.00 horas. Inmediatamente la Asociación de Hostelería ha emitido un comunicado en el que ha mostrado su “total oposición” al decreto ya que se trata de una decisión adoptada “unilateralmente” y el horario es “una clara imposición lesiva al sector”. O sea, que los han engañado como a un chino (con perdón). Y yo me pregunto: ¿De verdad se habían creído que el PSOE y GANEMOS/PODEMOS tenían intención de poner solución a este problema? ¿No les pareció extraño que votaran que no a nuestra propuesta de crear una mesa de debate? Desde el Grupo Popular seguimos abiertos a trabajar con cualquiera de, de buena voluntad, quiera sentarse a hablar con nosotros para intentar atajar un problema que pone en riesgo la salud de nuestros jóvenes y que degrada ambientalmente nuestra ciudad.

Cuando ultrajar la bandera se considera un chiste

Publicado el 4 noviembre de 2018 en La Tribuna, Opinión por Miguel Angel Rodríguez

Cuando gobierna la izquierda España se crispa. O mejor dicho, los que gobiernan crispan a la sociedad ya que, según ellos, la tensión les da votos. Piensan que mientras nos tengan entretenidos con esto no reparamos en la ineficacia de su gestión, en la subida del paro y de la prima de riesgo, en la subida de impuestos que nos van a clavar y en el estancamiento de la economía. Lo que pasa es que a veces se pasan de frenada y la cuerda se rompe. Hace unas semanas la ultraizquierda socia de Chávez y Maduro, consiguió que el Congreso de los Diputados aprobase admitir una proposición de ley para revisar o eliminar algunos artículos del Código Penal como las injurias a la Corona, el ultraje a España o la ofensa a sentimientos religiosos, una iniciativa que ha respaldado el PSOE, ERC, PNV, PDeCAT y Compromís. El texto está ahora en el proceso de presentación de enmiendas pero una de sus intenciones es clara: que el ultraje a España y a sus símbolos les salga más barato a los ofensores. Centrándonos en el ultraje a España, las ofensas o los insultos, ya sean de palabra o por escrito a España, a sus Comunidades Autónomas o a sus símbolos, como las banderas o los himnos, son castigados con una pena de multa de siete a doce meses, según el artículo 543 del Código Penal. Los podemitas quieren “suavizar” esta pena porque según ellos este delito “ataca” la libertad de expresión y no supone un “ataque contra la patria”. No nos extraña en un grupo que quiere derogar la Ley de Seguridad Ciudadana, que protege a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, o que quiere derogar la prisión permanente revisable para hacer más llevadero el día a día de los asesinos, terroristas y violadores no rehabilitados. Sí nos extraña en el PSOE. ¿De verdad que todo vale para mantenerse en el sillón? ¿De verdad que no quedan socialistas honrados que alcen la voz? ¿Cuál será el siguiente paso de Sánchez Castejón para seguir viviendo en un palacio y seguir paseando a la familia en el avión oficial? ¿Indultar a los golpistas catalanes? ¿Hasta cuándo vamos a consentir tanta ignominia? A estas alturas yo creo que a nadie se le escapa ya que el partido chavista de España lo que quiere es romper el Estado desde dentro y para eso siempre se ha de tener la colaboración de traidores locales, en este caso los actuales dirigentes del PSOE y sus allegados. Solo así se entiende que en determinados canales de televisión se ofenda día sí y día también los sentimientos de la mayoría de los españoles. El último capítulo, el protagonizado por un colaborador del programa “El Intermedio”, es el penúltimo ataque a nuestros símbolos disfrazado de humor y de libertad de expresión. Yo me pregunto ¿los que aplauden la “gracia” de sonarse los mocos con la bandera, también aplaudirían un chiste sobre inmigrantes? Es que no a todo el mundo le hacen gracia las mismas cosas y lo que parece claro a tenor de las reacciones de miles de personas a un comentario en mi muro de Facebook es que esta vez se han pasado de frenada con el ultraje a nuestra bandera. Es verdad que se había hecho más veces, pero quizá es que ya estamos hartos. Por cierto los mismos que se ríen de la bandera y de nuestros símbolos son los que gobiernan también en la capital. Tras la sonrisa de Pilar Zamora están las mismas ideas de sus jefes de Madrid, porque siempre que desde el PP hemos llevado alguna iniciativa a favor de la Constitución, de la bandera de España o de la Guardia Civil, han votado en contra. Eso es lo que tenemos en Ciudad Real, que no se nos olvide a la hora de depositar el voto.